19 de abril de 2013 / 11:53 p.m.

Daniel Guzmán, técnico del Atlante, dijo que luego de vencer a Chivas, el ánimo en el plantel cambió radicalmente, que además tenían una deuda pendiente y ahora cree que el equipo jugará con más confianza.

"La verdad era lo que esperábamos desde hace semanas, la pensamos y la trabajamos, pero no se nos había dado, obvio, el ánimo del grupo cambió, creo que los muchachos después de la victoria, soltaron una gran carga de adrenalina negativa".

"Ahora pensamos en darle sentido a estos tres últimos juegos, intentaremos sacar la mayor cantidad de puntos posible para buscar dejar al equipo lo mejor ubicado, en la situación del porcentaje, para el torneo que viene", añadió.

Guzmán afirmó que el nivel mostrado en el segundo tiempo del juego ante Chivas, es lo que quiere ver de su equipo durante los 90 minutos de cada encuentro, de los restan por disputar para empezar a tener un colchón de puntos.

"Ganarle a Chivas es un resultado que te cambia todo, más por la magnitud de la victoria, el equipo venía de seis derrotas, con el anímico por los suelos, meterte a una cancha tan complicada como la del Guadalajara, ganarle de visita a Chivas no es fácil", dijo.

Explicó que ese triunfo le dio una inyección anímica al grupo que ya esperaban, por lo que ahora sus jugadores saben que pueden competir de buena manera, arriesgando como valientes, el equipo va a ser otro, en espera de sumar la mayor cantidad de puntos.

De lo que será su compromiso contra el Puebla y la necesidad de éste por sumar, aunque sea un punto y salvarse de manera automática del descenso, Daniel Guzmán dijo, el Atlante no se va a distraer en eso y va a salir por el triunfo.

"Va a ser doblemente complicado, pero nosotros vamos a ir por nuestro objetivo que es hacer un buen futbol y vamos a pensar ahora que Atlante sume tres puntos, respetando la situación que atraviesa cualquier equipo"

Notimex