16 de mayo de 2014 / 02:11 p.m.

Caracas.- El economista Humberto García se pronunció hoy por diversificar la producción del petróleo y advirtió que Venezuela no puede seguir viviendo exclusivamente de la renta del crudo, ya que si ésta desaparece, también desaparece el país.

García explicó que el problema económico del país viene de años atrás debido a que el reparto de la renta petrolera permitió que el consumo privado aumentara más que los salarios reales y ambos más que la productividad no rentable.

Esta dependencia de la renta petrolera se acentuó mucho más desde 1998 cuando llegó al poder el fallecido presidente Hugo Chávez, precisó García Larralde, catedrático de la pública Universidad Central de Venezuela (UCV).

Destacó por otra parte que la renta pertenece a los venezolanos no al gobierno nacional, quien la ha venido usando como la base del desarrollo y no como transición para una economía competitiva que fortalezca el capital humano y social.

"Es decir que si la renta petrolera desapareciera hoy, el país se cae a pedazos, también desaparece, y Venezuela corre ese gran riesgo si continúa recostada al petróleo y no diversifica su economía", sentenció el analista.

García abundó en el tema al señalar que la dependencia del precio del barril de petróleo se tradujo en severos desequilibrios que se manifiestan hoy día en una altísima inflación, severa escasez y creciente devaluación de la moneda.

Destacó que el gobierno socialista, convencido de que los males de la economía podían resolverse destruyendo al sector privado, fundó, expropió y estatizó empresas para crear una madeja que, en teoría, llevaría a Venezuela hacia el paraíso socialista del siglo XXI.

"El chavismo, con estas empresas, hoy día quebradas, pretendió disminuir al sector privado para aumentar su poder, algo que no pudo hacer y ahora todo lo que queda de eso es una economía aún más dependiente del petróleo", recalcó el economista.

Aseveró el catedrático que para recuperar la economía venezolana se debe comenzar a buscar, desde ahora mismo, un modelo de desarrollo que no se base en la transferencia de renta, sino en alcanzar una economía competitiva no dependiente del petróleo.

Como propuesta para superar el esquema rentable mencionó que el eje central debe ser el control de cambio, un manejo eficiente del exceso de liquidez y una apertura de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) a la participación accionaria de los venezolanos.

Sin embargo, advirtió que la riqueza petrolera crea una serie de incentivos que son difíciles de contrarrestar si no se tiene una sociedad con un aparato institucional que controle al poder, que es justamente de lo que carece la nación sudamericana.

Finalmente señaló que la industria petrolera no basta para sostener a un país, que depender de ello exclusivamente es un riesgo que no se debe correr, por lo que "Venezuela tiene que plantearse una cosa básica: ya no puede vivir exclusivamente de la renta petrolera".

Notimex