REDACCIÓN CON INFORMACIÓN DE IRAM OVIEDO
23 de agosto de 2013 / 02:27 p.m.

Santa Catarina • Un joven adicto a las drogas, molesto porque su familia lo internó en un centro de rehabilitación, quemó la vivienda de sus abuelos donde también vivía él, su mamá y algunas tías.

 

Los hechos se registraron sobre la calle Morelos en el número 329, en su cruce con Prolongación Zaragoza, en el centro del municipio de Santa Catarina.

 

La casa es propiedad de la señora Francisca Espinoza Vega de 80 años, y de su esposo Juan Ramos de 87, quienes se quedaron en la calle tras el siniestro provocado por su nieto Ángel Misael Gamboa Ramos de 18 años de edad.

 

Según explicó la mujer de la tercera edad, el joven estuvo internado durante dos meses en el centro de rehabilitación denominado La Paz, al salir regresó con sus abuelos y los amenazó con quemar la vivienda, lo cual cumplió la mañana de este viernes.

 

El responsable presuntamente compró gasolina en un establecimiento cercano, la llevó a la casa y roció sobre una de las camas para después prenderle fuego.

 

Ante el hecho, la familia rápidamente salió de la casa y vio como era consumida por el fuego junto con sus pertenencias, quedándose prácticamente sin nada.

 

Elementos de Protección Civil del grupo Jaguares, así como Bomberos arribaron al sitio para sofocar las llamas, pero la casa ya estaba completamente dañada. Afortunadamente no se reportaron personas lesionadas.

 

Mientras tanto, Ángel Misael se dio a la fuga y hasta el momento no ha sido ubicado. Él es de tez aperlada, delgado, alto y tiene pelo a rapa; además viste pantalón de mezclilla y playera verde.

 

Debido a que la familia perdió todas sus pertenencias, pidieron el apoyo de la comunidad y proporcionaron el teléfono 8390-5456.