17 de julio de 2013 / 03:44 p.m.

El delantero colombiano Carlos Bacca, presentado hoy como nuevo jugador sevillista, expresó su alegría por llegar "a una liga importante y a un club grande como el Sevilla".

Además de a Bacca, traspasado por el Brujas al Sevilla tras ser en la última campaña máximo goleador en Bélgica con 28 tantos, el club andaluz ha presentado al defensa luso Daniel Carriço, cedido con opción de compra por el Reading inglés, y al extremo internacional sub-20 Jairo Samperio, procedente del Racing de Santander.

"Doy las gracias a Dios y a las personas que creyeron en mí. Vengo a seguir mejorando y a dar lo mejor para ayudar al Sevilla a lograr sus objetivos", ha recalcado en rueda de prensa el goleador colombiano.

Bacca repasó su trayectoria y rememoró que "hace años estaba en las calles" de su pueblo "luchando por subsistir", ya que de joven era conductor de autobús, por lo que se siente "muy contento por todo el cariño recibido a través de las redes" del sevillismo, "cuando ni siquiera" ha "tocado el primer balón".

El colombiano también aseguró que no siente presión por tener que sustituir a Álvaro Negredo, ni tampoco por que otros compatriotas suyos hayan ofrecido un gran nivel en la liga española.

"La presión la siento en mí mismo. Los colombianos lo estamos haciendo bien, y espero seguir mejorando para que se me abran puertas", ha aseverado.

EFE