4 de mayo de 2013 / 01:07 a.m.

Monterrey.- • En la víspera del Día de las Madres, la lluvia y las bajas temperaturas ahuyentaron a la clientela de los comerciantes de la Plaza Comercial Morelos que esperaban un repunte por la compra de los regalos para las mamás.

"Mire… ayer (jueves) nos cayó una fuerte lluvia, lo que provocó que disminuyera notablemente la clientela y para colmo, hoy (viernes) bajaron los termómetros que también impacta en el número de visitantes", indicó la propietaria de una zapatería en ese sector de Monterrey.

Otras dijeron lo mismo, mientras la zona peatonal de Morelos, entre Juárez y Zaragoza, luce con muy poca gente.

"A partir del 1 de mayo, es cuando se eleva la demanda con motivo del 10 de mayo", dijo la dependiente de una relojería y joyería.

Al cuestionarles cuales son los artículos que más demandan quienes se preparan con el regalo para su mamá o esposa los vendedores respondieron que los relacionados con la joyería y accesorios.

"Pues los relojes tienen preferencia, también los collares o cadenas con medallas de la Virgen de Guadalupe, o la cruz en todas sus variedades", nos respondió.

En otros casos la demanda es por los bolsos, esos que son inseparables de la mujer, en tanto que en algunos otros casos, la preferencia es por una loción o un perfume.

Caminando por toda la arteria comercial, tradicional de Monterrey, se observó que el movimiento es menor, aunque los comerciantes esperan que se incremente las ventas debido a la cercanía con el día del Maestro.

"Por el Día del Maestro, los que tienen interés de obsequiar algo a los maestros de sus hijos, son menos las ventas porque la mayoría se inclina por un detalle, sobre todo por el gasto que hizo días antes por el 10 de mayo", nos dice un comerciante.

Por lo pronto, los comerciantes esperan que se incremente la clientela y así poder mejorar las ventas, en virtud de que el día de las madres caerá el próximo viernes, y muchos compran los regalos con anticipación.

VÍCTOR SALVADOR CANALES