12 de mayo de 2013 / 01:34 a.m.

Monterrey.- • Una tarde sin carne asada en Monterrey durante el fin de semana es una tarde extraña. Pero cuando a esto se suma el Clásico 99 entre Tigres y Rayados, el banquete regiomontano es por excelencia en una parrilla a las brasas.

Sin embargo, esto originó que sumado a las ventas del Día de las Madres, los productos se acabaran en cuestión de días, al grado de necesitar resurtirse.

Roberto Valdez, encargado de una carnicería en la colonia Independencia, aseguró que las ventas aumentaron en casi un 50 al 70 por ciento, por lo que algunos productos tuvieron que solicitarse nuevamente al haberse terminado.

Valdez mencionó que esto se debe a que la gente comenzó a surtirse para el clásico regio del pasado miércoles, para nuevamente comprar productos este 10 de Mayo por conmemoración al Día de las Madres y, siguiendo con este sábado, para el partido definitivo donde se disputaba el pase a la Semifinal.

“Se nos acabaron algunos productos, salchicha, empalmes se nos terminaron, entonces tuvimos que pedir más. Ya nos los trajeron y se siguen vendiendo; entonce esto ha dejado buenas ventas, porque se han disparado como un 70 por ciento”, expuso Valdez.

Según el encargado de la carnicería y durante un recorrido, algunos de los productos más cotizados son los cortes denominados “de batalla”, tales como el chuleton, T bone, sirlon, entre otros, aunque además la arrachera. Otros productos que menciona han ido en incremento de ventas son el pollo e incluso carne de puerco.

Durante las compras, algunos encargados de establecimientos con servicio de asador mencionaron que durante el pasado Día de las Madres los encargos fueron intensos, al grado de que se doblaron algunos turnos y, aunque esperaban que fuese en menos cantidad para la jornada sabatina, ya aguardaban las llamadas de peticiones a domicilio.

Israel Santacruz