13 de junio de 2013 / 12:22 p.m.

Monterrey • Tras dos semanas de expectativa, las reformas al Código Penal conocidas como ley del ciberbullying recibirán el veto del gobernador Rodrigo Medina, que acusó un exceso en las sanciones aprobadas por el Congreso local.

El mandatario indicó que las observaciones al dictamen, aprobado el pasado 29 de mayo, consisten en un exhorto para castigar únicamente aquellas publicaciones en redes sociales que deriven en la comisión de algún delito, o bien que atenten contra la seguridad de la población, no así los comentarios en contra de una persona ó funcionario.

“"No podemos sobrepenalizar el flujo de la información ni tampoco estar generando denuncias y averiguaciones porque hay una crítica hacia una persona, hacia un funcionario público, hacia un gobernante o porque simplemente se expresa una opinión que la otra parte pueda considerar que es atentatoria contra su dignidad.

“"Para eso ya está la difamación y para eso hay mecanismos legales que ya existen, a efecto de que la gente pueda activar cualquier derecho que le convenga, expresó el mandatario estatal.

La adición al artículo 345 bis del Código Penal ha causado polémica entre la población, ante la posibilidad de que sea una ley mordaza que atentaría contra la libertad del expresión, derecho garantizado por la Constitución.

“"Me parece que (el sentido de la reforma) es coartar este flujo o esta transmisión de comunicación y de información de datos que se da todos los días en todo el mundo en las redes sociales"”, recriminó el titular del Ejecutivo.

Ayer se cumplieron diez días hábiles desde que la reforma fue aprobada por mayoría en el Congreso local, plazo marcado en la ley para que el Ejecutivo presente observaciones contra cualquier dictamen.

No obstante, trascendió que el estado recibió la notificación dos días después, por lo que aún estaría en tiempo de presentar el escrito con las observaciones del gobernador en lo que resta de la semana.

Medina puntualizó que la redacción debe particularizarse a cierto tipo de delitos y no dejarla tan genérica, de manera que cualquier servidor público pueda denunciar a un ciudadano por expresar su opinión en las redes.

“"Hay que dejarlo muy bien estipulado porque lo que leí es muy general, el que utilice las redes sociales para criticar, entonces yo creo que si lo podemos particularizar o lo podemos acotar a situaciones que devengan en cuestiones graves, insisto, para el Estado, para las personas, para su seguridad, que atenten contra su vida, contra la seguridad de un menor, etcétera, bueno, sí podemos participar"”, refirió.

Éste será el tercer veto de Medina, pues anteriormente presentó observaciones a la Ley de Señalamientos Viales, que lograron destrabarse, y apenas la semana pasada hizo lo propio con las reformas a la Ley del Transporte, que facultaban al Congreso para fijar las tarifas en camiones y el Metro.

LUIS GARCÍA