30 de diciembre de 2013 / 02:15 p.m.

El actual campeón del mundo de Fórmula Uno, Sebastian Vettel, confesó estar "en shock" tras el accidente que mantiene a Michael Schumacher en coma en un hospital francés y deseó que "mejore lo más rápido posible"."Estoy en estado de shock y espero que se recupere lo más rápidamente posible", expresó el piloto de la escudería Red Bull a la agencia alemana DPA, al mismo tiempo que esperó que "su familia tenga en estos momentos mucha fuerza" para superar estas difíciles circunstancias.Schumacher y Vettel mantienen una gran relación, ya que el primero fue el ídolo de infancia del tetracampeón mundial de 26 años.Schumacher sufrió ayer un grave accidente al golpearse la cabeza contra una roca tras perder el control mientras esquiaba en la estación de Méribel (Alpes franceses) y permanece en estado crítico.