24 de noviembre de 2013 / 06:52 p.m.

El piloto alemán Sebastian Vettel no tuvo piedad de sus rivales y sin importarle ya tener el cuarto título mundial en el bolsillo, salió al Gran Premio de Brasil con el objetivo de sumar su novena victoria consecutiva y empatar la marca del italiano Alberto Ascari, pero también, para igualar la cifra de 13 triunfos en un solo año del ya retirado Michael Schumacher.

Ni siquiera un error en la última parada de pits, cuando su equipo no esperaba al teutón, le impidió mantener el liderato para convertirse en el primer piloto en ganar nueve carreras consecutivas en un solo año.

Sin embargo, la historia de Vettel no es la única que contar en esta última carrera del año. A su lado en el podio, el australiano Mark Webber vivió por última ocasión los aplausos de los fanáticos de la Fórmula Uno, toda vez que dejará Red Bull para integrarse al proyecto de Porsche para las 24 horas de Le Mans.

"Es un buen final para mi carrera. Quiero agradecer al equipo, ha sido un hermoso final. He tenido mucha ayuda de todos en el equipo", expresó el australiano.

El podio fue completado por el español Fernando Alonso (Ferrari), quien regresó a los tres mejores después de ocho carreras. Su última visita al podio fue en el Gran Premio de Bélgica de este año.

Sergio Pérez disputó su última carrera con McLaren para cerrar su ciclo con un sexto sitio. El tapatío arrancó desde la posición 19 luego de ser penalizado con cinco lugares por sustitución de la caja de cambios.

Checo busco llegar al top cinco, sin embargo, la falta de información del comportamiento del auto en seco, dado que los dos días anteriores las condiciones fueron de lluvia, le impidieron alcanzar al alemán Nico Rosberg (Mercedes).

A su vez, su compañero dentro de la casa de Woking, el inglés Jenson Button resultó cuarto para darle el mejor resultado de la temporada.

Por su parte, el mexicano Esteban Gutiérrez cerró el año con una duodécima posición. Sauber mandó al regiomontano con neumáticos duros con el objetivo de prolongar la primera detención en fosos, y en caso de presentarse la lluvia no perder tiempo; sin embargo, el cambio de condiciones climáticas nunca se presentó.

LUIS RAMÍREZ