23 de agosto de 2013 / 04:53 p.m.

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull), líder del Mundial de Fórmula Uno y tricampeón del mundo, aseguró no entender por qué se pinchó una de sus ruedas en la segunda tanda de entrenamientos de hoy en el Gran Premio de Bélgica, en un día "muy positivo" en el marcó el mejor tiempo de la tanda.

"No sabemos qué ha pasado todavía. Básicamente perdí la rueda trasera derecha muy rápido, tendremos que revisar eso", aseguró Vettel al término de la segunda tanda de entrenamientos en la primera jornada de trabajo en el circuito de Spa-Francorchamps.

"Aparte de eso, ha sido un día muy positivo", aseguró el tricampeón mundial después de una segunda sesión dominada por los Red Bull, en la que él y su compañero Mark Webber fueron los únicos que pararon el crono por debajo del 1:50, algo que no consiguió ningún otro monoplaza.

Preguntado acerca de si el reventón de la rueda pudiera haber sido provocado por un excesivo uso de los 'pianos', los bordes de la pista, Vettel dijo que no había pasado el coche por los extremos de la pista "ni más ni menos que las diez vueltas anteriores".

Por su parte, el australiano Mark Webber se mostró muy tranquilo respecto al reventón sufrido por su compañero. "Hasta que no sepamos qué falló, no hay preocupación", dijo.

"Si hubiera un problema de verdad me hubieran llamado, pero parece un reventón bastante normal", agregó Webber.

El fabricante oficial de los neumáticos de Fórmula Uno, Pirelli, estuvo bajo sospecha hace un mes, cuando tuvo que sustituir en el Gran Premio de Hungría del pasado 28 de julio la cinta de acero que utilizaba en sus ruedas por kevlar, una fibra sintética.

Los múltiples fallos en neumáticos traseros ocasionados en el Gran Premio de Gran Bretaña del 30 de junio fueron la causa de este cambio, provocado por las críticas de pilotos y equipos ante el gran número de pinchazos que se produjeron en la carrera en el circuito británico de Silverstone.

EFE