9 de septiembre de 2013 / 09:07 p.m.

Cesc Fábregas, centrocampista internacional del Barcelona, reconoció que siente cómo su peso en la selección española ha ido creciendo y admitió que cada partido se siente "más importante".

"Cada vez me siento más importante y con más peso dentro de la selección y tengo muchas ganas de seguir así", aseguró en Ginebra en la víspera del amistoso ante Chile.

En el último amistoso entre España y Chile hace dos años, Cesc fue el gran protagonista con un doblete que remontó al borde del final el partido. Recordó, además, cómo ese día hubo una situación, con Álvaro Arbeloa defendiendo en una discusión con el rival a Andrés Iniesta, en la que se mostró públicamente que las diferencias entre madridistas y barcelonistas habían desaparecido.

"Recuerdo lo que pasó en ese amistoso hace dos años en Suiza. Hubo tensión entre jugadores del Real Madrid y del Barça pero todos nos unimos. Ahora mismo hay muy buen ambiente. Somos muy profesionales y sabemos separar los clubes de la selección. Luchamos por un mismo objetivo. Es una de las claves por las que han venido los buenos resultados", señaló.

De Chile, Cesc destacó su espíritu combativo. "Son muy guerreros, siempre van adelante y corren mucho. Si les dejas jugar, aparte de ser muy competitivos tienen mucho talento. Tienen jugadores importantes que juegan en grandes clubes. Tendremos que salir a competir".

AL rival que mejor conoce es a su compañero en el Barcelona Alexis Sánchez, que le ha advertido de que en esta ocasión Chile podrá con España, algo que no ha ocurrido nunca en la historia en selecciones absolutas.

"Alexis en un buen amigo y he hablado con él. Me dice que están muy motivados y que tienen muchas ganas de vencernos como revancha a los que pasó en el último amistoso o el Mundial", concluyó.

EFE