24 de julio de 2013 / 02:54 a.m.

Al igual que el domingo anterior, el Puebla de La Franja vino de atrás para remontar en dos ocasiones el marcador, y en el último minuto del tiempo reglamentario, rescató el empate a dos con los Estudiantes de Altamira en el arranque de la Jornada 1 dentro de la Copa MX disputada en la cancha del estadio Cuauhtémoc.

Aduana en la que los tamaulipecos sorprendieron con su velocidad y dinámica a un cuadro poblano que presentó una plantilla plagada de suplentes, en la que destacó la presencia de varios juveniles y elementos de experiencia pero con poca actividad, lo que trajo consecuencias en el marcador.

Y es que luego de un par de aproximaciones de parte de los visitantes, Puebla reaccionó hasta el minuto 25 con fogonazo que salió de los botines del juvenil Pablo González, que puso a trabajar al arquero, Javier Darío Romo, que contuvo el embate para mantener invicto su marco, al menos hasta ese momento.

Conforme avanzaron los segundos, La Franja se fue adueñando de las acciones pero sin consecuencia alguna, tan es así, que Brayan Martínez tuvo una clara al 22, luego de robar el esférico para enfilar al área, de donde sacó zapatazo que se fue abierto, situación que la afición lamentó y reprochó a la postre con sus reclamos.

Llegado el 35, el veterano Camotero, Cesario Victorino, que regresó a la actividad luego de una prolongada pausa, ingresó a territorio enemigo, donde tuvo una oportunidad de oro la que terminó desperdiciando, incluso generando reclamos hacia el cuerpo arbitral, al que solicitó una mano totalmente inexistente.

Ya en el complemento, al cruzar el 60 de acción, en la escena apareció Miguel Velázquez, que tras un desborde por izquierda, se internó al corazón del área para sacar disparo que Armando Navarrete rechazó al fondo, favoreciendo con el rebote a Rolando González que no tuvo más que empujarla para decretar el 0-1 a favor de Altamira.

Prácticamente en el festejo, Puebla emparejó, al 62, por conducto de Brayan Martínez que aprovechó servicio por cortesía de Eduardo Arce, que puso medio gol al atacante blanquiazul, que así devolvió el alma al cuerpo a sus compañeros con el 1 a 1 que parecía se extendería hasta el finiquito.

No obstante, cuando el cronómetro marcó el 76, un cobro en tiro libre por derecha del propio Velázquez, culminó con el remate de Leonardo Daniel García, que anticipó a la zaga que se quedó dormida, para así convertir el 1-2 que llenó de ilusiones a los Estudiantes que apostaron por conseguir el triunfo.

Para su mala fortuna, al 89, una nueva jugada a balón parado por el sector derecho, fue bien cobrado por Eduardo Arce, que así se anotó su segunda asistencia, luego de que el recién ingresado, Abraham Ruiz Merchant, encontró el esférico con la testa para así sentenciar el 2 por 2 final.

Edgar González