REUTERS | MMDEPORTES 
14 de noviembre de 2013 / 04:51 p.m.

Los futbolistas brasileños realizaron una acción de protesta en los partidos de la liga doméstica de la presente semana para exigir menos cantidad de juegos, una pretemporada más larga y mayor influencia en las decisiones, así lo expresó el "Boom Senso FC", movimiento de jugadores.

Debido a que los campeonatos de primera, segunda y tercera división del fútbol brasileño serán suspendidos por un mes durante el Mundial del 2014, a los clubes se les pide que jueguen más partidos a mitad de semana para compensar esa interrupción.

La acción no especificada para esta semana se llevará a cabo antes del inicio de los partidos de primera y segunda categoría programados para martes, miércoles y jueves.

En semanas anteriores, los jugadores entrelazaron sus brazos en solidaridad antes del inicio del juego.

"Bom Senso realizará una acción en la próxima jornada de partidos para manifestar nuestro descontento y preocupación con la falta de interés por parte de la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) para la creación de una temporada más equilibrada y justa para el fútbol brasileño", dijo el movimiento en un comunicado publicado en su página de Facebook, hace una semana.

Los jugadores quieren una temporada más corta y con 30 días de vacaciones cuando termine, una pretemporada más larga, la introducción de reglas de juego limpio en temas financieros y más representación en organismos con poder de decisión, como clubes y federaciones.

Más de una decena de futbolistas en actividad y retirados de Brasil están involucrados en el grupo, que incluye a los ex jugadores del AC Milan Clarence Seedorf y Dida, entre otros.

La CBF otorgó algunas concesiones en una reunión realizada el mes pasado, pero dijo que era imposible tomar una acción más decisiva porque el Mundial ocupará un mes de la temporada doméstica en el 2014.

Los jugadores advirtieron que sus acciones se volverían más radicales.

"(La CBF) tiene que comprometerse con propuestas, mejoras y acciones para todos los clubes brasileños", señaló el grupo.

"Nuestras protestas van a aumentar cada semana hasta que obtengamos una respuesta oficial", agregó. (Traducido al español por Damián Pérez; editado por Hernán García)

DATO:

La Confederación Brasileña de Fútbol informpó que sancionarían con tarjetas amarillas a los que realizaran estas acciones, pero no se dijo si fue puesta en práctica.