22 de agosto de 2013 / 10:37 p.m.

Barcelona y Real Madrid alcanzan este fin de semana la segunda fecha de la liga española con tres puntos en la mochila, aunque con dificultades añadidas en sus inminentes choques en cancha de Málaga y Granada, así como la sensación de que sus respectivos proyectos requieren aún de mejoras sustanciales.

La prioridad absoluta del Barça es la recuperación física del astro argentino Lionel Messi, retirado al descanso del partido de ida de la Supercopa disputado ante el Atlético de Madrid el miércoles por una contusión, según comunicado oficial del club.

Además de perder por medio tiempo a "La Pulga" en el empate por 1-1 con el Atlético, el equipo del argentino Gerardo "Tata" Martino vio reducido el brillo exhibido en la primera fecha, cuando goleó sin piedad, 7-0, al visitante Levante.

El rodillo azulgrana no fue tal en la Supercopa, y fue el brasileño Neymar, ingresado de suplente, quien rescató la igualada con un gol de cabeza y Messi de espectador en la banca.

Málaga es tradicionalmente una plaza difícil para el Barsa y, pese a las numerosas ventas en el plantel blanquiazul y la baja por lesión del veterano defensor brasileño Weligton, el timonel alemán Bernd Schuster planteó un partido rocoso en su estreno en Valencia, aunque no le valiera para cosechar punto alguno.

La pareja de centrales formada por el panameño Roberto Chen y el argentino Marco Angeleri rindió a buen nivel y los azulgranas suelen sufrir a balón parado, donde el chileno Pedro Morales es consumado especialista. En el Barsa la incógnita recae en una posible primera titularidad de Neymar, especialmente si Messi no está al cien por cien para el domingo, así como la continuidad del también chileno Alexis Sánchez, cuya capacidad para la presión defensiva y gol anotado en el debut le valen crédito con Martino.

En Madrid saltaron las alarmas el miércoles con la nueva lesión sufrida por el organizador Xabi Alonso, que será baja por los próximos tres meses tras romperse un metatarsiano del pie derecho en un entrenamiento y al que se echó de menos en la sufrida primera victoria liguera.

El lunes en Granada, el técnico italiano Carlo Ancelotti deberá buscar soluciones para un mediocampo que se mostró ofusco y defensivamente blando en el apurado triunfo por 2-1 sobre el Betis. Ancelotti sorprendió entonces dejando al arquero Iker Casillas en la banca en beneficio de Diego López pero, tras el choque, no cerró la puerta al retorno a la titularidad del arquero internacional.

"Siempre creemos que podemos ganar, pero el objetivo principal es mantener la categoría", recordó el jueves el centrocampista chileno del Granada, Manuel Iturra, recordando la victoria local del pasado campeonato, 1-0, sobre el conjunto "merengue".

Martino quizás opte por reservar a Messi con vistas la vuelta de la Supercopa el próximo miércoles, aunque el Atlético dispone de menos fondo de armario de cara a su cruce liguero con el vecino Rayo Vallecano. Su colega argentino Diego Simeone no dio pistas sobre si seguiría dando continuidad a David Villa, goleador ante el Barsa, o daría la alternativa al ex rayista Leo Baptistao en punta.

La parrilla dominical se completa con los cotejos Levante-Sevilla y Betis-Celta de Vigo.

La Real Sociedad es el equipo que más ha deslumbrado en este inicio de campaña junto al Barsa, imponiéndose al Getafe con solvencia en su estreno y refrendando su buen hacer con otra victoria por 2-0 ante el Olympique de Lyon en la previa de la Liga de Campeones. Los "txuri-urdin" abren la jornada del sábado en cancha del recién ascendido Elche, en cotejo que precederá la visita del Valencia al Espanyol del técnico mexicano Javier Aguirre, que rescató un empate a domicilio el lunes.

Su compatriota Giovani Dos Santos impulsó a su vez la remontada del Villarreal con un gol y asistencia en Almería, y cerrará la programación sabatina ante el Valladolid.

La fecha inicia el viernes con Getafe y Almería aspirando a estrenar su casillero de puntos, mientras que el Athletic de Bilbao jugará ante Osasuna de local, aunque disponiendo del estadio de la Real por las obras pendientes de finalización de su nuevo coloso.

Ap