2 de abril de 2013 / 12:43 a.m.

 

 

Monterrey • La Central de Autobuses en Monterrey luce abarrotada de personas que van llegando a la ciudad; luego de tomarse unas vacaciones de Semana Santa, lo que ocasionó un gran congestionamiento vehicular por la avenida Colón, en el centro de la ciudad.

Desde temprana hora en los pasillos, andenes y vías de acceso principal, la gente se amontonó para dirigirse hacia su destino.

Quienes no se dieron abasto fueron los trabajadores del volante, es decir, los taxistas quienes fueron supervisados por personal de la Agencia Estatal del Transporte, con el objetivo de que no se sobrepasaran en los cobros.

La vigilancia fue ardua por parte de elementos de la Policía de Monterrey y la Policía Federal Preventiva, para evitar actos delictivos.

IRAM OVIEDO