17 de agosto de 2013 / 04:09 a.m.

El clásico regiomontano del futbol americano estudiantil volvió a los viejos tiempos de aquellas finales indeditas de la ONEFA donde los aficionados de los Borregos Salvajes del Tecnológico de Monterrey y los de los Auténticos Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, apoyaron fervientemente a sus equipos, ambos con la sed de ganar el duelo del honor estudiantil.

El Volcán del Estadio Universitario fue cede del reencuentro de estos partidos, más de 30 mil aficionados abarrotaron el inmueble de San Nicolás esperando el triunfo de sus planteles.

Desde antes de las 7 de la tarde las bancas del Estadio comenzaron a llenarse y al momento de la patada inicial la fiesta comenzó.

"Tigres, Tigres, Tigres", era el grito que más se escuchaba, era obvio la cancha era de los auriazules.Sin embargo los del Tec de Monterrey no se quedaron atrás y con su tradicional batucada iniciaron con su propio festín.

Caras pintadas, porras, gritos de aliento y una noche plena para jugar futbol, fue lo que se vivió este viernes en donde la cancha dejo de ser de soccer para convertirse en en majestuoso emparrillado estudiantil.