28 de julio de 2013 / 09:20 p.m.

 Un grupo armado emboscó y mató en Michoacán al vicealmirante Carlos Miguel Salazar Ramonet, comandante de la octava Zona Naval con sede en Puerto Vallarta, Jalisco.

La víctima fue jefe de la Sección Segunda del Estado Mayor de la Secretaría de Marina-Armada de México y también jefe de Inteligencia Naval.

Apenas en 2011 fue nombrado vicealmirante y el 16 de enero de 2012 comenzó labores en la octava Zona Naval. Antes fue agregado naval en Panamá.

Salazar Ramonet es el primer mando de alto rango que pierde la vida en esta administración en el contexto de la lucha anticrimen. Junto con el almirante fallecieron un escolta y dos personas más resultaron heridas.

Autoridades ministeriales revelaron que la Marina detuvo a tres sospechosos, quienes fueron trasladados anoche a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en el DF.

La PGR inició una averiguación por los delitos de homicidio, lesiones y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

En el sexenio pasado los cárteles del narcotráfico asesinaron a militares, marinos y policías federales, estatales y ministeriales.

Sin embargo, los crímenes de mayor impacto se cometieron contra personal de las fuerzas armadas, entre ellos Mauro Enrique Tello Quiñones, general de brigada diplomado de Estado Mayor, delito que se cometió el 3 de febrero de 2009.

El mando fue ultimado junto con un teniente y un soldado; sus cuerpos fueron abandonados en la carretera libre Cancún-Mérida. El general se convirtió en el primer militar de alto rango víctima de la delincuencia organizada en el sexenio pasado.

El vicealmirante Salazar Ramonet viajaba en un vehículo oficial sobre la autopista México-Morelia e iba acompañado de su esposa, dos escoltas y el chofer.

Una caseta antes de Ecuandureo se les avisó que un grupo protestaba, motivo por el cual decidieron tomar otro camino, donde finalmente fueron atacados.

La Marina emitió un comunicado en el que informó que la agresión ocurrió al mediodía en una carretera que se localiza entre las localidades La Noria y Las Cruces, en Churitzio.

“Elementos de la Armada de México, al circular por la autopista México-Morelia, fueron desviados a un camino de segundo orden, aproximadamente a 1.5 kilómetros al suroeste de La Noria, Michoacán, donde encontraron personas con armas largas, quienes abrieron fuego contra el vehículo naval.

“Como resultado de este lamentable hecho perdieron la vida dos elementos de la Armada de México, entre los cuales se ubicó al vicealmirante del Estado Mayor, Carlos Miguel Salazar Ramonet, comandante de la octava Zona Naval con sede en Puerto Vallarta”, indicó la institución castrense.

Autoridades federales consultadas mencionaron que la muerte del mando naval fue circunstancial, pues se dirigía a Puerto Vallarta para reintegrarse a sus labores.

Dejaron claro que no formaba parte de los grupos de militares, marinos y agentes de la Policía Federal movilizados la semana pasada a Michoacán para restaurar el orden.

Hace unos días la Policía Federal fue víctima de siete emboscadas, las cuales dejaron un saldo de 24 muertos, cuatro de ellos policías y el resto delincuentes.

Las autoridades subrayaron que personal del Ejército mexicano y de la Marina se desplazó a la zona donde fue asesinado el vicealmirante para dar con el paradero de los criminales.

La Secretaría de Marina expresó su pésame a los familiares de los dos marinos, quienes “dejaron constancia de su entrega y servicio a nuestra nación”.

 — RUBÉN MOSSO