9 de octubre de 2013 / 01:05 a.m.

La victoria sobre Monterrey es "un golpe anímico importante para el equipo, después de la dolorosa derrota" en el encuentro anterior, dijo el experimentado delantero Francisco "Kikín" Fonseca, de Atlante.

Potros de Hierro venía de ser zarandeado al son de 1-7 por el local Toluca y en el encuentro del pasado sábado estuvo 0-1 abajo ante Rayados, pero el equipo azulgrana se sobrepuso y el "Kikín", aunque de cambio, fue partícipe en la voltereta.

"Levantarse así (de aquella derrota y de la desventaja en el marcador), la verdad mis respetos para todos mis compañeros, porque hicieron un gran trabajo. Mostraron mucha personalidad, y agallas, porque no es fácil levantarse inmediatamente de un 7-1", dijo.

Consideró que "fue un triunfo de seis puntos, porque nuestros rivales directos perdieron, porque una remontada no es fácil, eso también es un golpe de motivación muy importante, nos viene a decir que podemos competir de tú a tú con cualquier equipo".

Fonseca entró al encuentro con el inicio del segundo tiempo y por su rendimiento y entrega fortaleció la ofensiva del grupo que hizo los goles del triunfo en este periodo.

"Siempre he tratado de ser una persona disciplinada, un jugador que donde lo pongan da su máximo esfuerzo y me había tocado estar algunos partidos dentro, al comienzo, luego en la tribuna, después en la banca, pero no ha importado, yo siempre he tratado de ser positivo y de ayudar al equipo donde se me necesite", declaró.

Notimex