28 de noviembre de 2013 / 12:40 a.m.

El chileno Arturo Vidal, jugador del Juventus Turín italiano, se llevó el balón del triplete contra el Copenhague (3-1) en partido de la Liga de Campeones como regalo para su hijo Alonso.

Vidal estaba feliz. "Es mi primer triplete", admitió el futbolista chileno, cuyos goles permiten al Juventus depender de sí mismo para clasificarse para los octavos de final. Un empate ante el Galatasaray le bastará.

"Ahora hay que pensar en el Galatasaray, lo importante es que hemos ganado", indicó Vidal, quien marcó los dos primeros tantos de penalti y el tercero de cabeza.

En cuanto a su futuro en el club turinés, afirmó que está contento en el mismo y que portar la camiseta del Juventus "es importante" para él. Indicó que el acuerdo para la renovación está cercano, aunque está a la espera de lo que le diga la entiedad. EFE