22 de mayo de 2013 / 11:32 a.m.

Montemorelos • Con al menos un disparo en el abdomen resultó el trabajador de una granja avícola la noche de este martes en el municipio de Montemorelos.

La agresión a balazos tuvo lugar cerca de las 21:00 horas en la brecha conocida como El Canelo en la comunidad Congregación Calles, sitio al que arribaron tanto elementos de la Policía Municipal así como paramédicos de la Cruz Roja ante el reporte de una persona lesionada por arma de fuego.

Los uniformados lograron hacer contacto con Crispín Sierra Tovar de 21 años originario de Matamoros Tamaulipas, pero radicado en Montemorelos desde hace varios años, el trabajador presentaba un orificio ocasionado por un proyectil cuyo calibre no fue especificado en el costado izquierdo del abdomen y fue llevado estable a la clínica del IMSS en esta localidad.

Tras recabarse información sobre características y datos de los presuntos agresores, elementos de la Policía municipal llegaron hasta un domicilio ubicado también en Congregación Calles muy cerca del lugar de los hechos, logrando la detención de los hermanos Juan Ángel y Aarón García Garza de 21 y 19 años respectivamente, y en las afueras de la vivienda un vehículo tipo Altima en color verde señalado plenamente como el auto desde que se llevó a cabo el ataque.

Se estableció de parte de la dependencia policiaca que según las declaraciones que el lesionado proporcionara de forma inmediata al ser ingresado al hospital, este circulaba a bordo de una motocicleta sobre la brecha del Canelo, con la idea de visitar a sus padres que habitan en una granja cercana al lugar.

Aseguró Sierra Tovar que unos metros antes de llegar a su destino observó el vehículo estacionado sobre el camino y sería al momento de pasar frente a él cuando recibió el disparo de arma de fuego, reconociendo a sus agresores según lo que declaró a las autoridades, y aceptó que mantenía con ellos viejas rencillas.

Los hermanos quedarían a disposición de las autoridades correspondientes, aunque cabe señalar que al momento de su detención no fue localizada el arma con la que se perpetró el ataque.

UBALDO REYNA