7 de enero de 2013 / 02:21 p.m.

La muerte de cinco bebés indígenas menores de un año por una infección en una comunidad tzeltal del municipio de Yajalón, Chiapas, originó que el gobierno de Manuel Velasco montara una vigilancia epidemiológica en 11 poblaciones para evitar más contagios.

El secretario de Salud en entidad, Carlos Ruiz, se desplazó a la zona con una cuadrilla demédicos y enfermeras con el fin de realizar todas las actividades médicas necesarias para contener el virus que se ha propagado en esta época invernal, el cual ha cobrado la vida de cinco menores, de octubre de 2012 al 2 de enero pasado.

El funcionario estatal llamó a la población a evitar el uso de leña, ya que es un factor que agrava el cuadro clínico, no solo de los infantes, sino de adultos y jóvenes.

Anunció que comenzaron a repartir cobertores, abrigos y chamarras para hacer frente al frío que asola esta región chiapaneca.

Hemos entrado en contacto con el gobierno de Enrique Peña Nieto, en particular con la Secretaría de Salud, para rendir un reporte sobre la situación que prevalece en la región del territorio chiapaneco.

"“Inmediatamente se le comunicó a la Secretaría del Salud federal que no hay ninguna pandemia y lo que estamos haciendo es establecer una vigilancia epidemiológica e implementar servicios de salud”" en la comunidad Emiliano Zapata y otras 10 comunidades más, explicó Ruiz.

En el operativo, detalló, participan autoridades municipales, del Instituto Mexicano del Seguro Social y otras instancias. "“Vamos a ir poco a poco, pero de ningún modo se trata de un cerco sanitario o de una pandemia, y tampoco se trata de que se contagien entre las personas"".

No obstante, se inició una campaña de vacunación y se está surtiendo de antibióticos y antiinflamatorios a la población afectada.

La estrategia se extenderá por ocho días consecutivos para intensificar las consultas médicas y la vacunación.

Ruiz llamó a los habitantes a llevar a cualquier paciente con problemas respiratorios para que sea revisado.

Los decesos ocurrieron en el ejido Emiliano Zapata (zona de influencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional), debido a los fríos intensos y lluvias de los últimos días, favoreciendo eldesarrollo de la bacteria.

 RODOLFO MONTES