ISRAEL SANTACRUZ
12 de mayo de 2013 / 01:45 p.m.

Monterrey.- • El diputado local Jesús Hurtado, vicepresidente de la Comisión de Transporte del Congreso, señaló que el poder legislativo será vigilante de que las sanciones a los transportistas que rechacen el descuento a los usuarios sea acorde a la ley, pues menciona que al Estado le ha temblado la mano para retirar concesiones.

Hurtado mencionó que si bien este lunes es el plazo que los transportistas fijaron para retirar el descuento del 50 por ciento de transbordo, corresponderá al Estado realizar los operativos, pero al mismo tiempo sancionarlos de manera correcta, ya que las penas van desde sanciones económicas hasta retiro de unidades, así como la más alta: el retiro de concesiones.

"Yo creo que todo esto deja en evidencia que está en crisis de transporte urbano y que el Gobierno del Estado está totalmente rebasado. Está a voluntad de concesionarios que quieren incrementar sus utilidades, quieren volverse millonarios a costa de los usuarios y eso es responsabilidad del Gobierno del Estado que lo ha permitido.

"Nosotros estaremos muy atentos de que no se incrementen las tarifas y que si hay omisiones en cuanto a la prestación del servicio al paro del mismo, el Gobierno del Estado cumpla con su responsabilidad. Hay mecanismos para sancionar, incluso quitar concesiones, pero le ha temblado al Gobierno del Estado el aplicar", aseguró.

El diputado local expuso que los transportistas son un sector de altos recursos económicos, de donde se concluye que sería inexistente una pérdida descomunal, pues en Nuevo León se tiene el transporte más costoso del país, aunque esto ha sido permitido por la falta de fuerza del Gobierno estatal para poner un alto al incremento de tarifas, mismas que, señaló, no se permitirá.

"El transporte urbano en Nuevo León es el transporte más caro en todo el país y esto se debe a que el Gobierno del Estado permite a los concesionarios hacer lo que quieran en tema del transporte.

"Tarifas altas, mal servicio y vimos dos engaños, que no iba a haber aumento en tarifas del transporte y vemos como ahora la tarjeta Feria cuesta más que la tarifa de castigo, y eso es parte de la molestia de empresarios. Pero el otro es que se iba a controlar todo este tipo de inspección de vigilancia, pero se puede concluir que el Gobierno del Estado está totalmente rebasado por los concesionarios en el sentido de que no hay control", afirmó.