25 de marzo de 2013 / 01:07 a.m.

Oaxaca • El gobierno del estado logró un acuerdo con los grupos de inconformes que tenían bajo su control el denominado “Pedimento” del Santuario religioso de la Virgen de Juquila que se localiza en la sierra chatina y donde se recaudan poco mas de 10 millones de pesos en limosnas ofrecidos por los feligreses para sellar la bóveda del sitio y evitar que los recursos obtenidos sean utilizado de forma indebida.

El Secretario General de Gobierno Jesús Martínez Álvarez, adelantó el sellado del lugar sagrado estará a cargo de la policía estatal y se mantendrá hasta en tanto se desarrollan las elecciones locales de este año ello con el objeto de fin de evitar también que los fondos puedan ser utilizados para financiar las campañas de los candidatos a concejales y diputados de este año.

“"Hemos logrado un acuerdo con los lugareños de la comunidad de Santa Catarina Juquila, para que quiten las alcancías que habían sido colocado y se logró el sellado de la bóveda donde eran recaudados los recursos producto de la limosnas, con el objeto que el dinero que es depositado por la feligresía en el santuario, no se utilice para beneficiar a ningún grupo, ni para los que tenían el control del sitio, ni para la alcaldesa del poblado, mucho menos para el gobierno o la iglesia.

Nadie manejara ningún centavos hasta que logremos consensuar una solución del conflicto"”.

Detallo que la bóveda una vez selladas y anulada, será cerrada con anuencia de un notario público y resguarda por elementos de la Policía Estatal, “"estamos buscando que sea gente de la Policía Industrial y Bancaria la que pueda hacerse cargo del resguardo del sitio, hasta en tanto termina el proceso electoral y vemos como integrar un fideicomiso especial para hacerse cargo de los fondos de manera más transparente y honesta"”.

“"Creemos que hay que sacar de la discusión y solución de este conflicto los intereses de grupo, o partido, se debe avanzar por una ruta donde quien salga beneficiado sea el pueblo de Juquila"”.

Martínez Álvarez, adelantó que se discute un plan integral para rescatar el sitio, que ha estado abandonado durante mucho tiempo y que es necesario apuntalarlo porque al mismo acuden poco más de dos millones de visitantes al año.

“"En los últimos 29 años eran los presidentes municipales quienes hacían y deshacían con el destino de los recursos, hoy se busca acabar con esta situación, ofreciendo un giro al tema para que el dinero puede ser utilizado para el desarrollo de la comunidad y de la región, promoviendo el turismo religioso"”.

No descartó que en el manejo de los fondos obtenidos en el Pedimento pueda participar la iglesia.

OSCAR RODRÍGUEZ