26 de junio de 2013 / 06:37 p.m.

Décimo día de trabajo de Tigres en Cancún, la única novedad fue ver a Tito Villa trabajando por separado mientras que el resto del plantel trabajo aspecto físico en la cancha del hotel de concentración.

 En el caso del atacante felino sólo trabajó alrededor de la cancha, pues presentó molestias musculares que le impidieron realizar los ejercicios en la práctica matutina.

Quien también se resintió de un dolor en el tobillo fue José Rivas quien inició el entrenamiento pero luego de unos minutos sintió molestias por lo que fue revisado por el médico del equipo, pero al ver que no era de consideración se reincorporó al trabajo y terminó la sesión sin ningún problema.

Tigres completa ya diez días de trabajos en Cancún y se alista para los encuentros amistosos los cuales arrancarán el próximo sábado en Ciudad Victoria frente a Correcaminos.

José Luis Garza