21 de diciembre de 2013 / 05:50 p.m.

El Villarreal sumó su tercer cotejo liguero seguido sin victoria en su estadio pero permanece quinto clasificado con 28 unidades, dos más que el cuadro andaluz, que marcha séptimo, pero con los mismos puntos que la Real Sociedad, sexta.

Un gol de Juan Torres "Cala" a los 24 minutos abrió la lata para el Sevilla y Bacca (71) cerró la cuenta visitante con su octava diana del campeonato. Los locales recortaron gracias a un penal convertido por Jeremy Perbet (88).

El Barcelona y el Atlético de Madrid, colíderes de la clasificación con 43 puntos, juegan respectivamente el domingo y el sábado ante el Getafe y el Levante mientras que el Real Madrid, tercero con 38 unidades, visita al cierre de la 17ma fecha al Valencia.

En caso de sumar puntos, el Atlético dormirá solo en la cima a esperas del resultado del Barsa, que mantiene favorable el balance goleador respecto al cuadro rojiblanco por un solo tanto.

La programación sabatina se completa con los cotejos Betis-Almería y Granada-Real Sociedad.

El Sevilla jugó sin complejos y cobró ventaja cuando Cala cruzó de cabeza un tiro libre de Ivan Rakitic y el balón, sorprendentemente, encontró el rincón opuesto de un desubicado Sergio Asenjo.

El Villarreal desperezó mediante una incursión y cesión de Jaume Costa para Manuel Trigueros, cuyo zapatazo obligó a una ágil estirada de Beto, y a ello siguió un mal cabezazo del mexicano Javier Aquino a centro del paraguayo Hernán Pérez.

Mario Gaspar obstruyó una peligrosa llegada de Rakitic previo a la segunda mitad, en que el Villarreal insistió con su fútbol de combinación y rozó el empate en un tiro libre ajustado del mexicano Giovani Dos Santos pero también se expuso a las afiladas contras del Sevilla, con Bacca, rematador al travesaño tras comba de Rakitic, de puñal.

Con la zaga local desencajada, ambos protagonistas volvieron a encontrarse para el tanto final del Sevilla, servido por el croata e impulsado por Bacca al no acertar en el despeje el argentino Mateo Musacchio.

El Villarreal le puso emoción al desenlace con el tanto de Perbet, tras penal y expulsión de "Cala", pero careció de argumentos para dar la vuelta al marcador.