14 de junio de 2013 / 05:01 a.m.

Tuvieron que pasar 6 años para que los Padres de San Diego visitarán territorio mexicano, pero la espera valió la pena. En aquella lejana ocasión, el tercera base Kevin Kouzmanoff y los pitchers Clay Heansley y Tim Stauffer fueron los asistentes, el último aún está con la organización.

Everth Cabrera, actual Campeón de Bases Robadas y líder en todas Las Mayores con 30 en la presente campaña, visitó la Tienda de los Padres en Tijuana, Baja California, ubicada en un conocido centro comercial en Zona Río.

Firmó autógrafos y convivió con aficionados mostrándose muy emocionando por establecer una relación con los seguidores de la pelota caliente de los carmelitas.

"Es inolvidable, una experiencia muy bonita estar acá con todo este público en Tijuana, la verdad que estoy muy agradecido con toda la fanaticada que los Padres tiene y lo que brindan," dijo el beisbolista nicaragüense.

"Me encantaría que la gente latina de Tijuana, México vayan a apoyar a los Padres de San Diego más, esa vibra la tienen y eso le pone más chispa."

Everth, en lo personal batalló para lograr un lugar en el equipo de Grandes Ligas; hace 4 años fue llamado de Triple-A pero no tuvo un buen nivel, fue bajado. La campaña anterior cerró de forma brillante y aunque no estuvo con el equipo de Las Mayores los 162 juegos, logró el título de bases robadas.

"Cuando me llamaron a las Grandes Ligas en 2009 de verdad que sorprendí a muchos por la edad corta, tuve un bajón en 2010, en 2011 tuve algunas lesiones; el año pasado me mandan a Triple-A también, regreso y me llaman. Creo que salté a corta edad muchos niveles y volver un poco a Ligas Menores me ayudó muchísimo a madurar muchas cosas de mi juego, esta es mi segunda oportunidad y no pienso dejarla escapar, sigo trabajando cada día más."

El buen paso de los Padres hasta el momento, a tan sólo 5 juegos del primer lugar en el Oeste de la Liga Nacional, ayuda a acerca al equipo a su fanaticada mexicana de la frontera de Tijuana.

Los Padres Fans se dieron cita para convivir con el pelotero, como fue el caso de José Manuel Zárate, aficionado desde 1976, quien llegó a la tienda con una revista de 1983 y es seguidor del equipo a pesar de nunca verlo en vivo en el parque de pelota ya que no tiene visa.

"Apenas los inicios de Tony Gwynn en la revista, por eso la conservo," dijo el fan. "Los sigo por radio y cuando los televisan no me lo pierdo, soy aficionado de por vida, en las buenas y en las malas."

Cabe mencionar que la Tienda de los Padres en Tijuana, es la única en México que pertenece a un equipo de Grandes Ligas de manera oficial.

Tony Alvarez