11 de junio de 2013 / 12:46 p.m.

Monterrey • ¡Que viva México!, es la frase que varios regiomontanos vitorearon al concluir la primera función de la puesta en escena “"Made in México"” en el Teatro del Seguro Social.

En 90 minutos, la obra de teatro protagonizada por Juan Ferrara, Socorro Bonilla, Rafael Inclán y Laura Flores, provocó un derroche de emociones que llevaron al público de las lágrimas a la risa.

La historia escrita por Nelly Fernández Tiscornia transporta a la audiencia a una de las escenas más típicas de nuestra realidad: un matrimonio que lucha día a día por sobrevivir en medio de los obstáculos dignos de un país tercermundista.

En contraste, otra pareja que debió de despedirse de su patria para comenzar de cero en otra tierra tras perder su estabilidad económica al ser una de las miles de víctimas que arrojan las temibles devaluaciones.

En un solo acto, Socorro Bonilla y Rafael Inclán son los primeros en saltar al escenario para arrancar con este viaje en donde su amor debe de ponerse a prueba a cambio de cumplir el sueño de un futuro mejor.

Interpretando a Yoli y El Negro, la pareja de primeros actores son quienes toman el hilo conductor de esta tragicomedia que comienza de forma ágil para atrapar desde el primer instante la completa atención del auditorio.

En cada una de sus intervenciones, Bonilla e Inclán dejan el alma en cada línea que recitan sus personajes, pues igual son capaces de provocar las más altas carcajadas, que al instante bajar el estado de ánimo del espectador al retratar una precaria posición económica de la que, a base de trabajo, luchan por salir.

La participación de Juan Ferrara y Laura Flores, dando vida a Osvaldo y Maricela, viene a poner en jaque las emociones de la pareja que los recibe como invitados a su humilde hogar después de 30 años de ausencia.

Vistiendo de marca, siempre pulcros y con el anhelo de que sus amigos sigan su ejemplo, Ferrara y Flores, en especial la segunda, se aferran a llevar junto a ellos los sentimientos encontrados que les provoca regresar a su país de origen.

Resentidos por haberse visto obligados a renunciar a su casa, Osvaldo y Maricela se asientan en Estados Unidos. Con el paso de los años, la pareja va encontrando su lugar dentro de un nuevo mundo que, en un principio, los recibe con insultos, golpes emocionales y humillaciones.

Enfrascados en un acalorado debate, los cuatro personajes exponen sus argumentos al defender lo que cada uno de ellos percibe como suyo. Por ejemplo, Maricela revela sentirse extraña en su tierra, Osvaldo no descarta la posibilidad de regresar al añorar cada lugar en donde creció, El Negro se emociona ante la posibilidad de cambiar de vida y Yolis, en cambio, transmite su enojo al ver amenazados sus sueños de superarse en casa.

“"Made in México"” es una avalancha de sentimientos que con el paso de la historia va incrementándose hasta desbordarse en una fuerte ovación de pie.

Otro elemento que el espectador no sólo agradece, sino que disfruta, son los temas musicales interpretados por Angélica María, Mariano Palacios y Rocío Banquells que poco a poco van apareciendo entre cada escena.

“"Made in México"” regresará al Teatro del Seguro Social mañana para ofrecer un par de funciones más, antes de continuar con su gira por el interior de la República Mexicana.

Reciben ovación

Los regios que asistieron al estreno de la puesta en escena reconocieron el trabajo de los actores con una ovación de pie.

Los actores regresarán con su interesante y divertida propuesta teatral este miércoles al escenario del Teatro del IMSS con dos funciones más.

ABELARDO LUZANÍA