Marilú Oviedo
10 de junio de 2013 / 01:04 p.m.

 

Monterrey.- • Ni muerta la familia taparon el pozo. Y es que tras el accidente registrado el pasado mes de mayo donde una pareja y su nieta perdieron la vida tras ser impactados por un tráiler, en la carretera a Laredo, en su cruce con la de Salinas Victoria, los semáforos siguen sin funcionar.

Este domingo se pudo observar que los mismos tienen sus luces de manera intermitente, incluso una persona que pasaba por el lugar comentó que antes del choque ni siquiera estaban encendidos y a la semana del accidente comenzaron a encender a medias.

La competencia de este problema es para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que hasta la fecha no ha arreglado el desperfecto, por lo que los automovilistas están en un riesgo latente de sufrir algún accidente que podría tener fatales consecuencias.

El crucero es demasiado peligroso y, a casi 20 días, las autoridades han brillado por su ausencia, provocando que los automovilistas sorteen el peligro.

En el accidente registrado el 21 de mayo, perdieron la vida Prisciliano Quiroz Rodríguez, de 54 años de edad; su esposa María de Jesús Riojas González, de 53, y su nieta de tres años, Megan Nataly Villanueva Quiroz.

Se logró saber que la SCT, en 2010, instaló los semáforos para que las unidades con GPS del Ejército Mexicano lograran pasar libremente ante los eventos de violencia que se presentaban de manera constante.

Pero trascendió que la misma secretaría decidió apagarlos al ver que no había sido la solución, sin embargo, la urgencia de que los aparatos funcionen es mucha, ya que finalmente los afectados son los conductores.