5 de octubre de 2013 / 04:16 a.m.

La noche del 4 de octubre será memorable para la familia Maldonado González.

Los hermanos Rodrigo y Diego Maldonado tuvieron jugadas de anotación para contribuir al triunfo de los Auténticos Tigres 30-27 sobre los Pumas de la UNAM en duelo de equipos invictos en la Onefa.

El quarterback, Rodrigo, está en su temporada de novato. El receptor, Diego, vive su quinto y último año en Liga Mayor.Originarios de Piedras Negras, Rodrigo indicó que sus padres estuvieron pendientes del partido, incluso les llamaron antes del juego.

"La verdad estoy muy feliz porque otra vez se sacó el partido pero no fue nada más mío, fue de todo el equipo, la línea, los coaches, la defensiva se la rifó, nos paró mucho todo el juego, es de todos no nada más del quaterback", indicó Rodrigo.

Agradeció a los coaches la confianza para darle la oportunidad de entrar al campo en drives decisivos.

Reconoció que no tuvo oportunidad de lanzar un pase de anotación a su hermano mayor, pero le "pitchó" el balón para que Diego también anotara.

"Estamos muy feliz, la verdad de tener el triunfo, las anotaciones es algo extra pero el resultado es mérito de todo el equipo, mis papás deben estar muy contentos allá en Piedras Negras pero como le digo, esto es de todo el equipo, no es de uno o de otro, es de todos", señaló Diego.

Al final, los jugadores nacidos en Piedras Negras que forman parte de Auténticos festejaron de manera especial, entre ellos el corredor Amir Vega, y el receptor Alejo González.

TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ