11 de mayo de 2013 / 12:32 a.m.

Ecatepec de Morelos • A diferencia de muchos hogares, este 10 de mayo es diferente para las mamás que perdieron sus hogares a causa de la explosión de una pipa de gas, en las comunidades de San Pedro y Santa. Clara, en Ecatepec, Estado de México.

Algunas mamás comentaron que se encontraban contestas porque no les pasó nada ahora en el accidente de la explosión de la pipa de gas. Así lo dio a conocer en entrevista la señora. Ivonne Escamilla, madre de familia. "Contenta por que estoy viva, muy contenta, ¿la oportunidad de seguir? sí".

Estas madres, en otros años debían estar celebrando, hoy, con palas recogen la tierra y con sus manos levantan las vigas caídas y quemadas de sus hogares."Íbamos a la escuela a ver participar a nuestros hijos, ¿y hoy? estamos aquí apoyando a mi suegro", apuntó Escamilla.

La familia de la señora Ivonne fue afortunada, perdieron su hogar, mas no la vida, por eso es agradecida, a pesar de que esta vez, no habrá regalo.

En la escuela Adolfo López Mateos, esta vez no hay festival de Día de las Madres, hoy sirve como albergue y centro de acopio para los damnificados.

-¿Espera recibir algo?

-No, no.

-¿Por qué?

Porque lo que tengo es lo que necesito, la vida, afortunadamente tengo a mi madre y estoy agradecida porque tenemos a nuestros seres queridos, es lo único que le puedo decir, ¿amor de ellos? sí, no nos hace falta mas".

Para otras personas, como la señora Leonor, este año hay poco que celebrar.

-¿Como se imaginaba el 10 de mayo?

-Ora sí que estar con la familia

-¿Cómo lo está viviendo?

-Pues ayudando a mi suegro a volver a reconstruir sus casas, a empezar de nuevo.

El pequeño hijo de Lorena, Erick, de tan solo seis años, también ayuda en el trabajo, en un momento hizo una pausa, volteó y abrazó a su mamá agregando “"muchas felicidades".

Hoy en este día no habrá regalo material, pero para Leonor, Ivonne, y muchas otras, el mejor regalo es seguir con vida y tener a sus hijos a su lado.

LAURO GALICIA