12 de septiembre de 2013 / 10:57 p.m.

El brasileño Kaká reanudará el sábado su nueva aventura con el Milan, tras militar los últimos cuatro años con el Real Madrid, donde estuvo más en la banca y en la tribuna que en la cancha.

Kaká declaró en la víspera de su nuevo debut que "aspira a jugar en el próximo Mundial de Brasil y llegar a los cien goles con el Milan, para lo cual me bastan solo otros cinco que espero de lograr lo más rápido posible".

"Estoy feliz por el entusiasmo con que he sido recibido, estoy entrenando bien y vivo la tensión como un niño que estar por debutar", expresó.

Sobre el partido con el Torino, "dijo que será emocionante y trataré de mantenerme sereno para jugar mejor".

Aunque asegura que está volviendo a su mejor nivel después de dejar el Real Madrid, pero es posible que el técnico, Massimiliano Allegri, lo haga partir desde la banca en el partido en casa del Torino por la tercera fecha de la Serie A de Italia.

"Me parece que desde el punto de vista físico no hay ninguna duda sobre él. Necesita algo de tiempo, es normal, y recuperar el ritmo de competición, pero lo conseguirá", dijo Allegri.

"Desde mi punto de vista personal, a los 31 años he aprendido un montón de cosas y ahora sé elegir mejor el pase en cada partido. Estoy algo bajo de ritmo por la falta de continuidad, pero estoy contento", comentó por su parte Kaká.

El volante brasileño volvió esta semana a vestir de nuevo la camiseta del Milan cuatro años y tres meses después de su último partido como rossonero, en un amistoso que dejó una buena sensación pero al mismo tiempo demostró que no tiene 90 minutos en los pies.

Adriano Galliani, vicepresidente del Milan, se declaró particularmente feliz: "Desde el punto de vista físico, Kaká es el mismo que hace diez años", aseguró.

Sin embargo, el partido más importante de la nueva fecha es el duelo que disputarán también el sábado el Inter con Juventus, dos de los cinco equipos que han conquistado los seis puntos en juego hasta ahora. Los otros tres son Napoli, Roma y Fiorentina.

La Juve no podrá contar con el delantero serbio Mirko Vucinic por problemas musculares, razón por la cual, junto al argentino Carlos Tevez, estará Fabio Quagliarella.

A pesar de que podría haber sido la gran ocasión para que el atacante español Fernando Llorente, recién adquirido al Athletic de Bilbao, pudiera debutar, el técnico Antonio Conte no está satisfecho con su rendimiento en los entrenamientos.

En la media cancha juventina estará, como siempre, el volante chileno Arturo Vidal, que inició muy bien la nueva temporada y está discutiendo la prolongación de su contrato hasta el 2018.

El portero de Juventus, el veterano Gianluigi Buffon, dijo que se trata de un partido delicado, "ante un equipo fuerte que nos peleará hasta el final el scudetto".

El Inter recibirá en San Siro a su histórico rival y a su atacante estrella Tevez con el también argentino Rodrigo Palacio en el ataque, pieza fundamental de su engranaje, a la espera de que se recupere su compatriota Diego Milito.

La nueva fecha del fútbol se inicia con Inter-Juventus, Napoli-Atalanta y Torino-Milan. El domingo jugarán Fiorentina-Cagliari, Verona-Sassuolo, Lazio-Chievo, Livorno-Catania, Sampdoria-Genoa y Udinese-Bologna. Concluirá el lunes con Parma-Roma.