9 de noviembre de 2013 / 11:02 p.m.

El exceso de velocidad del taxista, aunado a la falta de señalamientos de “Alto” y la falta de visibilidad por un terreno baldío con exceso de pastizal, ocasionó que ninguno de los dos conductores observara sus vehículos, ocasionando el percance.

 

Monterrey.- Un taxi en exceso de velocidad y de pasaje volcó tras impactarse con un vehículo Chevy en la colonia Mirasol en Monterrey, resultando lesionados entre sus pasajeros cuatro niños, uno de ellos de brazos.

Los hechos ocurrieron este sábado poco después de las 11 de la mañana, en el cruce de las calles Gobernadora y Maguey, en la citada colonia, cuando un taxi con las placas 3971 MLD circulaba a exceso de velocidad, y en donde testigos aseguraron que eran seis pasajeros los que transportaba el vehículo, pese a que el reglamento señala sólo cuatro pasajeros por ley.

Según los testigos, el taxi circulaba por la calle Maguey, mientras que el chevy con placas SLB 5520, conducido por Miguel Ángel Reyna Zamora en compañía de su esposa e hija de seis años, transitaba por Gobernadora.

El exceso de velocidad del taxista, aunado a la falta de señalamientos de “Alto” y la falta de visibilidad por un terreno baldío con exceso de pastizal, ocasionó que ninguno de los dos conductores observara sus vehículos, ocasionando el percance.

Con el choque, el taxi salió disparado a una esquina contigua, derribando un árbol y volcando completamente. Al sitio arrobaron elementos de Cruz Verde Monterrey, quienes rescataron a los usuarios del vehículo de alquiler, trasladando a la totalidad de los pasajeros y el conductor.

Según el conductor del Chevy, al observar el percance y ver que su familia no tenía lesiones, corrió a ayudar a salir a los pasajeros del taxi, señalando que en su interior había cuatro menores, incluso uno de ellos de brazos, no mayor de un año de edad.

Vecinos del sector destacan que no es el primer incidente de este tipo que ocurre, pues la falta de señalamientos han ocasionado constantes accidentes, aunque la autoridad municipal se niega a instalar los anuncios para reducir velocidad o los “Alto”, pese a que en la esquina donde el taxi se impactó se encuentra una escuela.

Israel Snatacruz