19 de agosto de 2013 / 10:59 p.m.

Monterrey.- • El menor que había resultado gravemente lesionado en un accidente donde participó un tráiler la semana pasada, en Santa Catarina, falleció a consecuencia de las heridas; un día antes, su padre murió por el mismo percance vial.

Se trata del pequeño Juan Emilio Hernández Cuéllar, de 10 años de edad, quien iba a bordo del auto que manejaba su padre Juan Hernández Carranza, de 42.

El percance sucedió en la carretera a Saltillo a la altura de la colonia Lomas, en el citado municipio, cuando un tráiler que manejaba Luis Alberto Santos Betancourt, al parecer se quedó sin frenos.

Tras la falla mecánica, el chofer fue a estrellarse contra dos vehículos que circulaban por ese sitio, materialmente aplastándolos.

A bordo de un auto Chevy iba Carlos López Antonio, quien resultó lesionado y aún permanece internado en un hospital de la localidad.

Al no haber ebriedad ni intoxicación por parte del presunto responsable, las autoridades determinaron que el hombre debería ser puesto en libertad con una fianza que le fijaron.

Desafortunadamente el pasado viernes por la madrugada, Hernández Carranza, quien antes fue oficial de Tránsito de Santa Catarina, perdió la batalla contra la muerte.

Sus familiares apenas le estaban realizando los servicios funerarios, cuando les llegó la noticia del fallecimiento de su hijo de apenas 10 años de edad.

El doble golpe para la familia fue fatal, al perder a padre e hijo que iban en su coche.

El director de Asuntos Viales de Nuevo León, Pedro Arce, informó que el Ministerio Público pedirá una audiencia al juez de control, para imputarle al trailero los delitos de homicidio culposo y lesiones.

Santos Betancourt deberá enfrentar a la justicia aunque esté en libertad condicionada, sólo para el mero trámite que llevan a cabo las autoridades de vialidad.

Por lo pronto, el hombre y su hijo ya descansan en paz, mientras que el chofer de la pesada unidad enfrentará a la justicia.

IRAM OVIEDO