3 de septiembre de 2013 / 03:21 a.m.

Luego de quedar eliminado, en contra de todo pronóstico, de los octavos de final del US Open, el suizo Roger Federer comentó que comenzará a trabajar nuevamente para regresar más fuerte.

Federer, pentacampeón del cuarto y último Grand Slam del año, sucumbió esta noche ante el español Tommy Robredo, quien jamás lo había podido vencer y hoy salió avante por pizarra de 7-6 (7/3), 6-3 y 6-4.

"Fue bastante simple. Sin sorpresas. Jugó como normalmente lo hace. Siento que me fallé a mí mismo sin quitarle méritos a Tommy. El crédito es para él por jugar tan bien", admitió el suizo, quien desde 2003 no caía en la cuarta ronda de Flushing Meadows.

"Me esforcé en todo, que no es muy satisfactorio para ser honesto. Quiero decir, Tommy hizo un buen trabajo de mantener la pelota en juego y hacerlo difícil para mí. Perdí muchas oportunidades. Parecía fuera de ritmo. Cuando esas cosas pasan, es evidente que siempre va a ser difícil", agregó.

A "Su Majestad" nada le salió en esta ocasión, estrelló muchas bolas en la red y acabó con un total de 43 errores no forzados, motivo por el cual admitió sentirse frustrado.

"Evidentemente, él estaba ganando muchas bolas y me tocaba a mí marcar diferencias pero no pude, es muy decepcionante, especialmente en una cancha rápida. Fue una actuación frustrante", indicó.

Y continuó: "Terminó siendo una mala combinación de muchas cosas. Definitivamente tengo que volver al trabajo y regresar más fuerte. Debo olvidarme de esta derrota lo más pronto posible porque no es así como quiero jugar de aquí en adelante. Quiero jugar mejor. Sé que puedo".

Esta es la primera vez en 11 años que "El Gran Roger" no disputa una final de Grand Slam, los resultados no lo han acompañado esta temporada y tan sólo presume de un título, el ATP de Halle.

"Creo que ha sido difícil estos últimos tres meses. Tal vez por eso mi consciencia no está tranquila y tal vez ésa fue una de las razones por las que perdí hoy", reveló el único jugador que posee 17 "grandes".

Finalmente, al cuestionarle sobre si lo deja decepcionado también el hecho de no poder enfrentar por primera vez en el US Open a su acérrimo rival, el español Rafael Nadal, respondió:"Habrían sido cuartos, no una final. Al final del día no estoy tan decepcionado ya que de jugar así, no habría vencido a Rafa o a (Philipp) Kohlschreiber (quienes se enfrentaron en octavos de final)", concluyó.

NOTIMEX