19 de septiembre de 2013 / 09:06 p.m.

Monterrey • El Registro Civil de Nuevo León tendrá que atender a una pareja del mismo sexo que recibió un amparo por parte de un juez federal para volver a realizar su solicitud de matrimonio, afirmó el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Mientras que este tema ha sido un tabú en el Congreso del Estado, el juez tercero de Distrito del Centro Auxiliar de la Décima Región con residencia en Saltillo, Coahuila, concluyó que el artículo 147 del Código Civil de Nuevo León es inconstitucional, al afirmar que el matrimonio es la unión legítima de un solo hombre y una sola mujer.

Por ello ordenó al oficial del Registro Civil número 8, con sede en San Pedro Garza García, que reciba la solicitud de la pareja y analice nuevamente el resto de los requisitos, mandato que tendrá que cumplir, indicó Medina de la Cruz.

“Es una resolución de un juez federal y tendrá que cumplirse en sus términos, desconozco en este momento el detalle de en qué etapa vaya, pero por lo pronto lo que manda la autoridad hay que cumplirse…Tiene que cumplir y acatar el mandamiento del poder judicial”, aseveró.

Aunque el mandatario estatal dejó la puerta abierta a la posibilidad de que los matrimonios entre personas del mismo sexo sean una realidad en Nuevo León, como ya lo es en Coahuila y el Distrito Federal, "pasó la pelota" al poder legislativo que tiene la responsabilidad de modificar las leyes en la entidad.

En este sentido el PRI y el PAN, principales fuerzas políticas en el Congreso del Estado se pusieron en contra de los matrimonios igualitarios, al considerar que el Código Civil es claro y solo defiende la unión entre un hombre y una mujer.

En esta decisión tendrá valor la opinión de la comunidad, ya que se trata de un tema sensible, reconoció el gobernador.

“Eso lo tendríamos que ver con los legisladores y la comunidad, es un tema sensible de discusión en el Gobierno tenemos las puertas abiertas para todos, es un Gobierno tolerante ante cualquier creencia, etcétera, y en este caso particular hay que cumplir lo que la autoridad judicial mandate”, dijo.

El juez que otorgó el amparo se basó en el precedente de Oaxaca donde se resolvió que el Código Civil es inconstitucional y atenta contra los Derechos Humanos Universales, consagrados en la Carta Magna y en los tratados internacionales.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS

Nuevo León podría tener su primer matrimonio gay