26 de julio de 2013 / 02:10 p.m.

Guanajuato • Aunque no es partidario de las segundas partes, Danny Boyle hará una excepción a su regla para realizar la secuela de Transpotting, con la idea de plasmar una reflexión sobre el rumbo que tomó la vida de sus protagonistas 20 años después.

“Vamos a hacer una secuela, pero será una película totalmente distinta. Sin duda contemplo a los mismos actores y personajes, pero la visión de la historia se enfocará en lo que ocurrió con ellos, 20 años después”, dijo Boyle en el Guanajuato International Film Festival.

El rodaje está planeado para el 2016, justo cuando la historia de culto cumplirá 20 años desde su estreno, “pensamos en hacerla antes, pero los actores no tenían un gran cambio físico, ellos se cuidan mucho; así que decidimos esperar cinco años más.

“Quiero explorar la naturaleza humana, por lo que la historia será sobre el tiempo. Ver lo que ellos han hecho con su vida y su tiempo, si lamentan algo o tienen esperanzas sobre el futuro. será una sorpresa para el público ver los personajes a 20 años”.

Boyle considera oportuno este análisis, no sólo porque Transpotting se convirtió en una historia de culto con su estreno en 1996, también por la exploración humana de un grupo de jóvenes adictos a la heroína que no tenían mayor expectativa por la vida.

“La rescato del pasado porque la gente recuerda a los personajes, Transpotting marcó dos generaciones y los personajes están en nuestra mente, es como sí fueran nuestros amigos, están ligados a nuestra cultura y se acuerdan de sus nombres”, dijo Boyle.

“Ellos ya no son iguales, hace 20 años estaban en la droga y ahora ya no se pueden salir con la suya, como lo hacían cuando eran jóvenes. A todos los actores les pareció interesante la idea y aceptaron porque es raro que un actor regrese a una historia como esta”, explicó.

Aunque Boyle se unió al GIFF con motivo de un homenaje, paseó por Guanajuato, “fui al museo de las momias y, ¡Dios mío!; es algo absolutamente asombroso, jamás he visto algo así, George A. Romero estaría complacido de ver lo que yo vi. También fui al museo de Diego Rivera”.

Rreconoció el trabajo de cineastas mexicanos como Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón, “a diferencia de Guillermo del Toro, que sabe trabajar con presupuestos muy grandes, no soy partidario de hacer ese cine, pero él resolvió Pacífic Rim de una forma espectacular.

“No he visto Gravity, de Alfonso, pero sé lo complejo que es hacer una película sobre el espacio. Lo hice hace unos años con Sunshine y de verdad que son historias que te pueden enloquecer, eso se hace sólo una vez en la vida”, dijo.

IVETT SALGADO