4 de julio de 2013 / 08:57 p.m.

Monterrey • Daños materiales dejó la volcadura de una camioneta propiedad de una empresa tortillera, cuando al parecer le falló la dirección al vehículo, estrellándose contra unas barreras de contención en el lugar de siempre, la avenida Paseo de los Leones en la colonia Llave de Oro, al poniente de Monterrey.

El accidente provocó la movilización de los cuerpos de auxilio y de rescate hasta esa arteria, en su cruce con la calle Paseo de los Navegantes.

Sitio ya conocido por muchas personas, porque es una colonia que quedó en medio de Paseo de los Leones y la urbanización la rebasó.

El presunto responsable del percance dijo llamarse Juan Manuel Maldonado Ibarra, de 24 años de edad, quien manejaba una camioneta Ford de la empresa "Misión".

Comentó que circulaba al oriente de la importante avenida, ya que se dirigía a repartir tortillas.

Dijo que de pronto le comenzó a fallar la dirección de la camioneta, por lo que perdió el control y ya no pudo controlarla, quedando recostado el vehículo sobre el lado izquierdo, estrellándose contra las barreras de contención.

Paramédicos de la Cruz Verde y Protección Civil de Monterrey llegaron de inmediato, pero el joven aseguró sentirse bien, sin ninguna lesión.

De inmediato se formó el tráfico vehicular por lo cual, personal de Tránsito de Monterrey dio agilidad en la zona.

Una vecina comentó que tiene 20 años de vivir en esa zona conformada por 64 casas, que era la última colonia hasta donde llegaba la avenida Paseo de los Leones.

La urbanización fue creciendo y manifestó, las autoridades sólo le sacaron la vuelta al barrio extendiéndose la arteria hasta lo que hoy ya viene siendo García, Nuevo León.

Agregó que ya ni al patio salen porque tienen miedo de sufrir un mortal accidente, debido a que han ocurrido demasiados en muchos años por lo peligroso de la curva y el exceso de velocidad con que manejan los automovilistas.

Un habitante expresó que se tiene que hacer algo urgente al respecto, para evitar una mayor tragedia.

Personal de Protección Civil de Monterey aplicó polvo absorbente sobre el pavimento, ya que la gasolina de la camioneta de desparramó hacia un buen tramo por una pendiente descendente, introduciéndose a la colonia.

IRAM OVIEDO