11 de julio de 2013 / 10:37 p.m.

Problemas van y vienen en el país sudamericano y Brasil está en duda para ser sede del Mundial 2014 pues el gobierno no está de acuerdo con la "Ley General del Mundial" creada por la FIFA.

La administración encabezada por la presidenta Dilma Rousseff tiene inconvenientes en albergar el magno evento cuando resta menos de un año para su realización, ya que no existe acuerdo con la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

El Congreso brasileño no acepta que se le otorgue demasiado poder a la FIFA para la realización de la Copa del Mundo, situación que ha hecho que el organismo futbolero pueda cambiar de país sede para el torneo, aunque a poco tiempo luce complicado.

El diario local Estado de Sao Paulo señaló que la FIFA no está de acuerdo a los cambios que el gobierno del país quiere imponer a la "Ley General del Mundial", pues significaría pérdidas millonarias para el organismo que preside el suizo Joseph Blatter.

Y es que el Congreso del "gigante sudamericano" ve injusto que sólo las marcas de los patrocinadores de la FIFA puedan lucir dentro del estadio y en los alrededores del mismo durante cada encuentro mundialista.

El fiscal general, Roberto Gurgel, puso en duda la fidelidad de dicha ley, dado que en algunas cláusulas se viola la garantía constitucional de los ciudadanos a recibir trato igual, así como cláusulas de la legislación fiscal brasileña.

La FIFA pide al gobierno de Brasil que se respete el acuerdo que se tuvo para el efecto de la "Ley General del Mundial", el cual se concretó en 2007 cuando Lula da Silva era presidente.

En caso de que no haya garantías y se acaten los deseos de la FIFA, este organismo buscaría otro país para que se efectúe el Mundial. Cabe recordar que otro de los problemas surgidos han sido las diversas manifestaciones sociales durante la pasada Copa Confederaciones Brasil 2014, que afectó un poco la imagen del torneo y las cuales inclusive propiciaron pérdidas humanas.

Notimex