22 de abril de 2013 / 06:04 a.m.

En un breve comunicado dado a conocer el domingo por la noche, la primera ministra Kamla Persad-Bissessar dijo que Warner le presentó su renuncia al gabinete y ella aceptó su decisión. Persad-Bissessar asombró a algunos tras nombrar a Warner como su ministro de Seguridad Nacional, cuando lo llamó un "hombre de acción".

"Quiero agradecer al señor Warner por sus servicios al gobierno y a la gente de Trinidad y Tobago", dijo Persad-Bissessar, agregando que había sugerido al gobernador general de Trinidad nombrar a otro legislador para que asuma la cabeza del Ministerio de Seguridad.

La renuncia de Warner se dio poco después que el panel de ética de la CONCACAF diera a conocer un reporte en el que acusa a Warner y al ex secretario general del organismo de haberse enriquecido mediante fraude durante sus períodos en la CONCACAF.

Warner ha refutado en repetidas ocasiones varias acusaciones en su contra y niega haber cometido delito alguno. Por el momento no pudo ser localizado para que diera su punto de vista. Sigue siendo miembro del Parlamento.

Warner renunció a la presidencia de la CONCACAF en junio de 2011, luego que un ex secretario general del organismo regional lo acusara a él y al entonces líder de la confederación asiática, Mohamed bin Hammam, de intentar sobornar a delegados caribeños con 40.000 dólares cada uno para conseguir su voto por Bin Hammam en la elección presidencial de la FIFA. Warner también abandonó su poderosa posición en el comité ejecutivo de la FIFA.

Chuck Blazer, el ex secretario general de la CONCACAF que realizó las acusaciones, fue el otro funcionario acusado de corrupción por el comité de ética e integridad de la organización mediante un reporte de 113 páginas presentado por el congreso del grupo en la ciudad de Panamá.

AP