4 de noviembre de 2013 / 04:28 a.m.

Minnesota sacaba una enorme ventaja después de conseguir 40 puntos en el primer cuarto y volvió a despegarse después de que los Knicks la recortaron a dos unidades en los minutos finales.

Los Timberwolves han ganado ya la mitad de los encuentros que necesitan para igualar su marca de seis victorias consecutivas al inicio de una campaña, que lograron en 2001-2002.

Minnesota, que acumula un impresionante promedio de 37,3 puntos en el primer cuarto, está completo de nuevo, en comparación con los numerosos jugadores lesionados que tuvo en la campaña 2012-2013.

Si mantiene este desempeño inicial, Minnestoa podría aspirar a clasificarse a la postemporada por primera vez desde 2004.

Carmelo Anthony logró 22 puntos y 17 rebotes para los Knicks, que llevan dos descalabros al hilo tras su victoria de apertura de la campaña. El equipo provocó algunos abucheos en la primera mitad debido a lo que parecía la parálisis de su defensiva.

Por los Timberwolves, el puertorriqueño José Juan Barea jugó 17:50 minutos, en los que logró siete puntos, cinco asistencias y dos rebotes. Acertó tres de ocho lanzamientos, incluida una canasta de tres puntos en cinco intentos.

Ap