15 de abril de 2013 / 01:03 p.m.

Abandonó el campo el domingo por la tarde bajo una llovizna constante y una vez más con las manos vacías.

Su tarjeta de 70 golpes, dos bajo par, lo dejó con un total de 283, cuatro golpes detrás de la cifra que envió al australiano Adam Scott y al argentino Miguel Cabrera al desempate. Scott, cuyo caddie Stevie Williams, que previamente trabajó con Woods, ganó el Masters en el segundo hoyo del desempate.

Luego de descender hasta compartir el cuatro sitio, Woods culpó a un enemigo conocido —su trabajo con el putt.

"Es una de esas cosas con las que este campo de golf resultaba un poco complicado", dijo. "Tuvimos cuatro zonas alrededor del hoyo con velocidades distintas y no podía creer qué tan lentas fueron los primeros dos días. Ayer, no podía creer qué rápido estaba. Y luego hoy, fue de nuevo otra velocidad diferente".

Sin embargo, lo que podría haber resultado el mayor obstáculo fue el extraño incidente en el hoyo 15 el viernes.

Woods estaba empatado en el liderato con cinco bajo par. El disparo de Woods en el 15to hoyo de la segunda ronda chocó contra el asta de la bandera y se fue al agua. Woods tomó su drop de penalización dos yardas detrás de donde hizo el disparo original, lo que fue una violación de las reglas.

Augusta National revisó el incidente el sábado por la mañana antes del inicio de la tercera ronda y añadió la penalización de dos golpes por el mal drop. Woods marchaba con 73 golpes, en lugar de 71 y entró el fin de semana a cinco de la punta.

Pero los jueces decidieron no descalificarle por firmar una tarjeta incorrecta, bajo una nueva regla — anunciada en el Masters hace dos años —que permite a un jugador seguir en el torneo si una disputa de reglas es basada en evidencia de televisión.

El golf es el único deporte en el que los televidentes pueden actuar como jueces. Si ven una violación y resulta ser cierta, el jugador debe ser penalizado.

No obstante, la penalización fue considerablemente mejor que la segunda opción —la descalificación.

Al preguntarse el domingo si ese incidente rompió con su ritmo de juego, Woods respondió, "Bueno, podríamos pensar qué hubiera sucedido de haber sido una situación distinta en cada uno de los torneos que se pierden".

"Perdemos más torneos que los que ganamos. Pero ciertamente tuve mis oportunidades de realizar buenas rondas esta semana", agregó. "Creo que jugué realmente bien... Por lo que en general fue una semana bastante buena".

Ap