Daniel Garnica
26 de enero de 2013 / 01:56 a.m.

Aunque Xolos de Tijuana es el actual campeón de México y mantiene su racha victoriosa en el arranque de la reciente campaña, el delantero del Pachuca y seleccionado nacional, Ángel Reyna no los considera invencibles y confía en sacar la victoria de la ciudad fronteriza.

“Siempre hay que enfrentar a los equipos con gran seriedad, con gran concentración, tampoco son el Real Madrid, simplemente hay que hacer nuestro trabajo, en defensiva, con mucho orden y estando al cien por ciento”.

El mediocampista de Pachuca considera como fundamental contar con la presencia de Paulo Da Silva en la zaga central. “(Paulo) es un jugador indispensable y nos hace fuertes atrás entonces ganamos mucha confianza cuando estamos con él en la cancha y que bueno que va a poder estar”.

En la jornada 4 del Clausura 2013, Pachuca se mete a una de las aduanas más complicadas del futbol mexicano, la casa del actual campeón de la Liga MX. El estadio Caliente de Tijuana, la única cancha de primera división que no cuenta con pasto natural.

Con la firme ambición de arrancarle los tres puntos a Xolos, los Tuzos dirigidos por Gabriel Caballero entrenaron a lo largo de la semana en las canchas sintéticas de la institución blanquiazul; aclimatarse al bote y recorrido del esférico fueron los principales objetivos de los hidalguenses.

Aunque Tijuana llega al cotejo invicto y con paso perfecto, se ubica como tercer lugar de la general sólo por debajo de América y Tigres, que superan a los fronterizos por diferencia de goles. Xolos ha vencido a Puebla, León y Pumas, suman 9 puntos con 5 goles a favor y 2 en contra.

Pachuca ha tenido un arranque irregular pues suma una victoria, un empate y una derrota en las primeras jornadas del campeonato, son el doceavo de la tabla de líderes con tres goles a favor y los mismos en contra, en total 4 unidades.

Este será el cuarto enfrentamiento en la corta rivalidad entre estos equipos, Tijuana ha salido victoriosa en una ocasión, Pachuca en otra, el partido restante fue un empate. El primer duelo entre hidalguenses y fronterizos fue el 15 de Octubre del 2011 en el estadio Caliente, en esa ocasión, los tuzos le sirvieron a los Xolos para marcar historia pues consiguieron su primer triunfo en casa en su temporada de debut en la primera división.