2 de agosto de 2013 / 04:54 p.m.

Monterrey • Reacciona familia Rivera contra el municipio de Iturbide.

A través de su cuenta oficial de Twitter, Rosie, la albacea y hermana menor de Jenni Rivera, reaccionó en contra del municipio, debido a la intención de las autoridades de hacer un paraje turístico en el lugar donde se desplomara la avioneta en la que viajaba la cantante y perdiera la vida en diciembre del año pasado.

"Atte: Ni la familia Rivera, ni Jenni Rivera Enterprises ha autorizado ningún ‘parque Jenni Rivera’ en la ciudad del accidente", escribió Rosie Rivera en dicha red social, al enterarse que esta semana comenzaron a trabajar en el lugar del accidente, para facilitar el acceso de cuatrimotos, que cobrarían a los paseantes por llevarlos hasta donde se estrelló la aeronave en la que viajaba La Diva de la Banda y su equipo de trabajo.

Hasta ahora Rosie Rivera ha sido la única que ha declarado algo al respecto, pese a que el nombre de Lupillo Rivera ha salido a la luz, pues según dijo el propietario del terreno, el cantante se comprometió en su visita a Iturbide ayudar con empleos a la gente del municipio.

El padre de la intérprete de “Inolvidable” prefirió no hacer ningún comentario al respecto, ya que dijo en entrevista vía telefónica, la única autorizada para tratar temas referentes a Jenni Rivera es su hija Rosie.

"No quisiera dar una opinión equivocada, la única que puede hacer o hablar acerca de los proyectos de Jenni es Rosie, ella es quien se quedó encargada de todo. Yo no puedo hacer ningún comentario al respecto".

La otra cara de la moneda

Pese a la inconformidad de la dinastía Rivera, se sabe que el terreno donde la intérprete perdió la vida es propiedad del señor Rosendo Rodríguez, quien autorizó los ajustes en el mismo para promover el turismo en su municipio.

No se sabe si la familia de la cantante planea entablar acción legal en contra de los dueños de la propiedad, pues hasta ahora no han utilizado el nombre de la artista, quien tenía de manera legal registrados todos los derechos de su nombre.

El lunes pasado alrededor de 50 hombres comenzaron a remover piedras, escombros y troncos del camino que conduce hasta donde se encuentra un altar improvisado para la cantante, gracias al apoyo federal “Empleo temporal”, que aportó alrededor de 600 mil pesos para el proyecto.

EVA GÁNDARA