ISRAEL SANTACRUZ
14 de abril de 2013 / 02:47 p.m.

Monterrey • El operativo de vigilancia que realiza la CNOP de la calle Morelos es innecesario, pues no habrá retorno de locatarios informales a esta zona, aseguró la alcaldesa Margarita Arellanes.

La funcionaria subrayó que la autoridad es la encargada de evitar que nuevos comerciantes se instalen, así como de impedir el regreso de los desalojados.

Sobre estos últimos, insistió, en su mayoría irán a los mercados municipales y sólo unos cuantos en las bocacalles de Morelos.

"Lo que se les está dando son alternativas, y creo que ellos tienen que valorar estas alternativas", puntualizó.

Estas opciones son el mercado Cuauhtémoc, y espacios en la colonia Independencia, la avenida Félix U. Gómez y en Gonzalitos.

La edil mencionó que no todos podrán ingresar a estos espacios, pues de los 70 comerciantes que tienen registro, sólo 55 se encuentran con pagos en regla.

Destacó que al plantearles la reubicación ellos solicitaban permisos fijos, que jurídicamente no puede entregar en estos momentos.

"Al parecer quieren un permiso definitivo cuando las condiciones jurídicas y lo que ha establecido la autoridad es de manera temporal, como un refrendo.

"El hecho de que ellos pagaran un refrendo no significa que es de ellos la propiedad, el espacio público, la plaza nos pertenece a todos", expuso.

Esto provocó el rechazo de los comerciantes, principalmente aquellos que no han comenzado el trámite para cubrir los pagos ante la Dirección de Comercio del Ayuntamiento.

TAMBIÉN EN LA PURÍSIMA

El freno de comerciantes no sólo queda con los de Morelos: Margarita Arellanes aseguró que lo mismo ocurrirá con los puesteros de la plaza La Purísima.

Según la alcaldesa, el permiso de estos comerciantes fue entregado por administraciones pasadas, sin embargo, impiden cuando el tránsito y disfrute de peatones.

Ante ello, adelantó que al vencer a finales de este mes el permiso que tienen vigente, ya no se les renovará.