2 de marzo de 2013 / 05:03 p.m.

Monterrey.- Luego de sacar de la jugada a 10 casinos tras clausurarlos este miércoles, el municipio de Monterrey se quedó con 16 más que operan en forma legal o favorecidos con amparos.

El desfile inicia con los Palmas Cumbres, Miravalle y Sportzone Garza Sada, que opera Entretenimiento de México, SA de CV, propiedad de Arturo Rojas Cardona, a quien le fue clausurado el Crystal Palace, que no aparece en el sitio web oficial de Juegos y Sorteos.

Otro caso es el Caliente Miguel Alemán, de Operadora Cantabria, de Jorge Hank Rhon, aunque sí fue castigado al serle cerrados sus negocios en Gonzalitos, Valle Oriente y Garza Sada.

Otros que tiene el municipio en su listado de negocios que aún operan son el Winland y Revolución, ambos con la licencia federal DGAJS/SCEVF/P-01/2006 del permisionario El Palacio de los Números, pero sin permiso municipal para casa de apuesta.

El operador del Winland es Entretenimiento Mapuche, fundada por el coreano Chang Kyu Moon, cuyas acciones fueron adquiridas por el regio Luis Enrique Bustos Olivares, ex socio del Miravalle, y a quien el juez quinto de Distrito en Materia Penal negara una orden de aprehensión en octubre del 2010, por presunta violación a la Ley Federal de Juegos y Sorteos

La segunda es Players Palace, de Stephane Vachon, Rodrigo Fernández Murrieta, Enrique Garza y Daniela Garza. El dueño original era Rogelio Garza Cantú, el mismo del cabaret Amnesia, ejecutado en junio del 2009.

Como apoderado aparece en enero de 2012 José Luis Medina Caudillo, de la empresa Club Ejecutivo Regiomontano AC, a quien el Ministerio Público Federal solicitó orden de aprehensión acusado de solicitar la autorización de permisos o ampliaciones de permisos considerados ilícitos, pero también un juez la negó.

El Cumbres Casino y Play City Plaza Real, aparecen con el mismo permiso DGAJS/SCEVF/P-05/2005 otorgado el 25 mayo de 2005 a Apuestas Internacionales por Ezequiel González Matus, entonces director General Adjunto de Juegos y Sorteos.

El Cumbres Casino antes era el Play City Cumbres, sin embargo hasta hace un mes y medio reabrió con su nuevo nombre, pero con el mismo permiso otorgado al permisionario propiedad de Televisa y Esmas Holding LLC.

Los Hollywood Estanzuela y Obispado, de la operadora rusa Storm International, operan con un permiso federal otorgado a Comercializadora de Entretenimiento de Chihuahua, la misma que el municipio decidió “pegarle” al clausurar el Foliatti Mitras.

La permisionaria es propiedad de Marco Antonio Ayala Anzaldúa y Antonio Ochoa Garza, que según Gobernación operan con un permiso falso otorgado el 28 de noviembre 2005, pero que pueden operar mediante un amparo.

La avalancha de negocios del giro que opera Atracciones y Emociones Vallarta, SA de CV, son el Paradise, sobre Constitución; el Jubileé, sobre avenida Revolución; el Viva México, en Plaza Céntrika, el Crown Cumbres sobre Paseo de los Leones y el New York, sobre Enrique C. Livas, en Vista Hermosa.

Recreaciones de Habilidad y Destreza, de Francisco Jiménez Escobar y Pedro Arturo Cardona, opera el casino La Fortuna en la colonia Central, que ha tenido una batalla legal con presuntos delincuentes.

Del Poker City, en Jardines del Contry, existe información de que está amparado y es operado por QM River Club e Ideas del Norte, de Luis Alberto Cárdenas Barrera y Ángel Marco Castañeda Alavez, cuyo permiso es desconocido.

EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ