10 de marzo de 2013 / 04:06 a.m.

El día histórico llegó, San Luis se convirtió en una sucursal regia este sábado 9 de marzo que por su puesto quedará para la historia gracias a La Invasión Felina.

Los autobuses repletos de aficionados de Tigres comenzaron a llegar procedentes de suelo regio para ir poco a poco llenando los alrededores de inmueble de Los Reales.

La plazoleta principal del estadio potosino se convirtió en una auténtica zona de camping donde los madrugadores descansaron horas antes del arranque del partido, fue en esta misma zona donde también se vio a algunos jóvenes jugando la cascarita como distracción.

Caras pintadas, tambores, cánticos, banderas, todo esto se observaba en una tarde que coloreaba azul y amarillo.

"Estamos aquí listos para hacer historia y hacer realidad esta invasión", dijo Jorge Álvarez, hincha felino.

La batucada sonó y con ella comenzó el baile y los cánticos ya tradicionales de todos los seguidores de Tigres.

"Y ya lo ven, y ya lo ven, somos locales otra vez", se oyó al unísono.

Hubo de todo, gente que llego preparada con boleto en mano y otros que prefirieron sufrir hasta el último minuto y conseguir en reventa su acceso pagando lo que sea sin importar el alto precio.

Los autobuses de los equipos llegaron y todo estaba puesto para que, los que alcanzaron boleto, vivieran una erupción en un volcán provisional.

Jair Ramos