6 de abril de 2013 / 05:38 p.m.

 Monterrey  • Después de llegar a casi 200 denuncias por fraude en contra de la empresa Chamba México, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León dice contar con pistas del presunto responsable del hecho.

El subprocurador de Justicia, Javier Flores Saldívar, informó que se ha seguido la investigación luego de recibir 174 denuncias en la entidad, e informó que han hecho comparecer a algunos de los reclutadores que buscaban a los mexicanos para trabajar enEstados Unidos.

“Se tiene evidencia ya más o menos de la forma de operandi que hicieron en diversas entidades de la República, y estamos en proceso de la integración de la carpeta”, dijo el subprocurador de Justicia.

Entre los avances de la investigación se encuentran datos sobre el responsable mayor del fraude, iniciador de la empresa Chamba México, quien pudiera tratarse de un regiomontano, mencionó Flores Saldivar.

“Se trata de una persona moral, se trata de buscar ahí a los dirigentes de esa empresa. Se tiene información, se está trabajando en las carpetas, pronto se llevará a cabo ahí la culminación de la investigación”, dijo.

Respecto a las denuncias recibidas, el subprocurador explicó que de las 174 recibidas hasta el momento sólo el 10 por ciento corresponden a ciudadanos con domicilio en Nuevo León, por lo que los casos foráneos se canalizarán a las entidades donde ocurrieron el resto de los fraudes.

“En caso de que no sean en territorios del estado se tomarán como nuestras, y en caso de que sean contrataciones de otros estados se emitirá a través de la Procuraduría a las diferentes procuradurías las denuncias”, explicó.

Respecto al reclutador detenido en Nuevo León y después liberado por las autoridades, para ser después vuelto a detener en Coahuila, Javier Flores dijo desconocer el caso, pero comentó que al momento en que los reclutadores acudieron a participar en la investigación se les notificó que no podrían dejar Nuevo León o cambiar de domicilio, aunque no mencionó si con el abandono de la entidad se esté infringiendo un delito.

“Con nosotros los reclutadores que han estado acompañando a las víctimas del delito están cooperando con nosotros. El juez de Control les puso medidas restrictivas como avisar cambios de domicilio o cambio de ciudad; desconozco si en el caso de Coahuila se trate de la misma persona, falta pormenorizar si los reclutadores tienen responsabilidad”, señaló el subprocurador de Justicia del estado de Nuevo León.

 ISRAEL SANTACRUZ