7 de marzo de 2013 / 02:23 p.m.

Monterrey • La empresa permisionaria del casino Foliatti en Monterrey arrastra un polémico pasado al ser señalada por la misma presunta irregularidad de operar con documentos falsos.

El municipio de Navojoa, Sonora, aprobó el 30 de noviembre de 2011, una licencia de uso de suelo en medio de acusaciones al entonces alcalde José Abraham Mendivil López para favorecer presuntamente a Comercializadora de Entretenimiento de Chihuahua, SA de CV, para operar un Foliatti, la misma cadena de casinos clausurada la semana pasada por el municipio regio en la colonia Mitras Norte.

Los regidores cuestionaron el sentido aprobatorio de la licencia por parte del alcalde, y que la presencia de los ediles era una simulación, puesto que ya estaba la decisión de Mendivil López, ante una inversión de la empresa por 20 millones de pesos para modernizar la calle Ignacio Pesqueira de esa ciudad.

Una de las regidoras dijo que el permiso era falso.

Meses atrás, en mayo y julio de 2011, la entonces legisladora federal Lizbeth García Coronado, secretaria de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, presentó tres denuncias ante la PGR.

La legisladora pidió investigar la actuación de cuatro jueces de distrito y de dos magistrados del Tribunal Federal de Justicia Fiscal, así como la actuación de funcionarios de la Segob al conceder amparos y permisos tanto a esta empresa como a Atracciones y Emociones Vallarta (que operaba el casino Royale) y Juegos y Sorteos de Jalisco.

La denuncia se refirió al documento presuntamente ilegal firmado por Manuel Ignacio Fierro Evans, quien fuera ex director de la Unidad de Gobierno de la Segob en 2005.

En esa ocasión, la entonces diputada denunció que la firma operadora de casinos abriera un casino en Navojoa, Sonora, utilizando un permiso falso.

EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ