Jesús Quezada
23 de enero de 2013 / 08:57 p.m.

La experiencia de muchos años en el futbol profesional le ha enseñado a Enrique Meza, técnico del Toluca, que los partidos no se ganan frente a los micrófonos o por estadísticas, se deben jugar con el balón en los pies y con goles, por eso, advierte a sus jugadores de las cualidades de su rival de este fin de semana, Pumas de la UNAM, que pese a llegaren con crisis de resultados no deja de ser un oponente de respeto.

"Ya no hay partidos fáciles aunque la diferencia de puntos entre los equipos sea grande, todos los rivales son muy complejos, y es que todos queremos hacer un gran trabajo. Creo que los partidos no se ganan antes ni después, se ganan el día que están programados y en la cancha, poniendo lo mejor de cada uno, entrar a cabalidad a cumplir con las obligaciones como equipo".

LE TIENE GANAS A LIBERTADORES

Por último, Meza detalló que las lesiones no impedirán que Toluca sea competitivo en la Copa Libertadores, es más, no se limita a la justa sudamericana sino también quiere un título en México.

 

"Nosotros queríamos estar en Libertadores y ya estamos ahí, merecidamente, pero no puedo decir vamos por uno u otro, soy muy ambicioso, pueden pensar que al final será lo de siempre, pero queremos iniciar con esa fe que nos pueda fortalecer, de tal manera que seamos un competidor en los dos torneos", dijo.

 

Y añadió: "tengo ganas de competir este tipo de torneos, los viajes son muy largos, la intensidad es muy alta, los arbitrajes no son tan cómodos, son difíciles, ellos están acostumbrados a pitar de otra manera, por esa razón en México ha cambiado un poco el arbitraje, buscando estar como se pita en Europa o Sudamérica, entonces, tengo ganas de que llegue el momento de la competición y con los jugadores sanos".