21 de noviembre de 2014 / 04:53 p.m.

Monterrey.- La mayor parte de los juegos que se pueden descargar en las tiendas de aplicaciones no son gratis, aunque se puedan descargar de forma gratuita. La realidad es que el precio no está fijado porque ya dentro del juego un usuario tiene la posibilidad de gastar una cantidad infinita de dinero con las denominadas in-app purchases.

Una revisión realizada por agencias de protección al consumidor como la Comisión Federal de Comercio de Europa y del Reino Unido puso en evidencia la facilidad de gastar dinero con tarjeta de crédito en muchas de las aplicaciones que se denominaban gratis en las tiendas de apps. Un joven Belga logró gastar casi 50 mil dólares en un juego antes de que lo detuviera su familia.

Al final, Apple decidió quitar la palabra "free" del botón de compra y la cambió por la palabra "get".

Es un hecho que las compras dentro de las aplicaciones es un método muy efectivo de vender bienes virtuales porque los juegos generan la necesidad de comprar mientras se está jugando.

Es parecido a poner una cancha de fútbol gratis, pero cobrar por las porterías y los balones. Es decir, el juego es gratis, pero cuando me presento a jugar estoy solo en un terreno con pasto. Venderme un balón no sería muy difícil.

FOTO: Especial

MATEO AGUILAR MASTRETTA